15 December 2019 10:24 PM

Las oportunidades de la corriente civil en las elecciones parlamentarias

Monday، 08 December 2014 - 12:00 AM

Emad Gad

Artículo de Emad Gad, publicado en Al-Masry Al-Youm, el domingo, 7/12/2014

Muchas son las preguntas que se formulan hoy en día sobre la capacidad de la corriente civil egipcia de conseguir la mayoría de los escaños del futuro congreso de los diputados. El rasgo general de las respuestas en este sentido pone en duda la capacidad de dicha corriente en llenar el hueco dejado por el Partido Nacional Demócrata y la desintegración del Partido de Libertad y Justicia. De ahí que algunos se ponen nerviosos de forma que les impulsa a pedir el aplazamiento de las elecciones parlamentarias hasta que se reestructure la escena civil, lo que choca con la necesidad de celebrar estas elecciones para continuar con la construcción de las instituciones del estado y sobre todo antes de la celebración de la conferencia económica prevista para el próximo marzo.  

La pregunta aquí es ¿La corriente civil será capaz de reordenar su filas y cosechar la mayoría de los escaños del próximo parlamento? La respuesta escuetamente es “Sí”.  Hay una oportunidad ante dicha corriente de obtener una mayoría en el próximo parlamento por una razón fundamental: la dificultad de la situación de la corriente del islamismo político y su pérdida de la amplia base de los egipcios tras la experiencia del último parlamento y la de un año del gobierno de Morsi así como de los posteriores acontecimientos.  

Los miembros de los Hermanos Musulmanes (HHMM) tachaban la corriente política civil por estar completamente desconectada de la calle. Decían que es una corriente política que solo existe en las televisiones, es decir que no cuenta con una base popular. Lo decían pretendiendo que representan una corriente opuesta: viven en medio de la gente, conectan con las diferentes clases y estratos sociales y sienten los sufrimientos de los ciudadanos de a pie, conocen bien sus necesidades y les prestan los bienes y servicios que echan en falta gratuitamente o a cambio de un coste insignificante.  En más de una ocasión, fueron más rápidos que el propio estado en llegar al ciudadano de a pie y en satisfacer sus necesidades. Recuerdo que los HHMM adelantaron al estado a la hora de llegar a las víctimas y los damnificados del terremoto de 1992. Les alcanzaron con tanta rapidez y les presentaron los servicios médicos urgentes y proveyeron a los que perdieron sus hogares de las necesidades urgentes. En estos momentos, el estado no pudo hacer nada al respecto más que intentar obstaculizar los esfuerzos de la Organización de los HHMM de prestar las ayudas urgentes a las víctimas y los damnificados del terremoto.  

A cambio de tales servicios y ayudas, los HHMM y sus partidarios pudieron obtener más del 70% de los escaños de la antigua Asamblea del Pueblo y el candidato de la Organización consiguió llegar al puesto de presidente en junio de 2012. Desde el primer momento quedó claro que la Organización carece de los mandos y los líderes eficientes necesarios para asumir las tareas de los oficiales públicos. Quedó obvio también que la Organización adelanta su interés al del propio estado e incluso se aprovecha de este último para servir su proyecto internacional y adelanta los intereses de sus sucursales y de las organizaciones amigas al interés de Egipto. Tampoco oscilaba en utilizar los recursos del estado egipcio para servir a la Organización.  Quedó claro que la lealtad de los miembros de los HHMM es al servicio de su organización y su proyecto internacional y no al servicio del estado egipcio que lo consideraban una simple provincia del califato.  

Esta visión y las políticas y las prácticas inspiradas de ella condujeron al deterioro global de la situación del país. Por otra parte, los intentos de la organización de abusar de las instituciones estatales provocaron el blindaje de las mismas ante cualquier intento de infiltración y a la defensa de las instituciones del estado “profundo” a sí mismas y al país rechazando la cooperación con Mohamed Morsi. Es lo que originó una lucha oculta entre Mohamed Morsi y la Organización internacional de los HHMM por una parte y las instituciones del estado por otra. La primera parte procuró energéticamente  infiltrarse en estas instituciones y someterla al servicio de la Organización y de su proyecto internacional y la segunda parte se esforzó en blindar el estado egipcio y protegerlo. Dicha lucha llevó a un deterioro global en la situación económica social y de seguridad del país de modo que incrementó el sufrimiento del ciudadano de a pie que empezó a salir a la calle de nuevo para protestar por el empeoramiento de la situación del país. Otros salieron además para rechazar las políticas de apoderamiento de los HHMM del estado egipcio y de la identidad de Egipto tal como lo han conocido.  

Fue entonces cuando el grupo enseñó una imprevisible cantidad de crueldad y odio a los egipcios. Igual que nadie había prevista su tan bajo nivel de eficiencia y la carencia de la organización de la capacidad necesaria para la gestión del estado, nadie había imaginado el odio que entrañaban los miembros de la organización hacia el pueblo egipcio. Es el odio que se dejó ver en la violencia descabellada hacia los ciudadanos egipcios, los asesinatos y la tortura llevados a cabo contra los ciudadanos, la policía y los cristianos así como los intentos caóticos de poner explosivos en el metro del El Cairo llegando a recurrir al exterior y llamar a la intervención militar de EEUU en Egipto.  

Por todo ello, que claro que la oportunidad de la corriente civil de conseguir la mayoría de los escaños del parlamento es muy amplia, pero los partidos de dicha corriente tienen que saber que la actuación y los logros en el próximo período así como la revelación de una madurez política serán los criterios que determinarían su futuro. En las próximas elecciones conseguiría- probablemente- la mayoría por falta de alternativas fuertes, pero su permanencia en el poder dependería de la actuación, de los logros y de la madurez política que hasta el momento brilla por su ausencia.      

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To