20 August 2018 10:26 AM

Mahlab: la violencia contra las mujeres es una violación de los valores culturales y religiosos

Tuesday، 02 June 2015 - 12:00 AM

la violencia contra las mujeres

Dada la responsabilidad de hacer frente al fenómeno de la violencia contra la mujer de conformidad con las disposiciones de la Constitución de 2014, el gobierno egipcio ha lanzado la primera estrategia nacional para luchar contra la violencia contra las mujeres (2015-2020) el 04/27/2015. El primer ministro Ibrahim Mahlab había encargado prepararla al Consejo Nacional de la Mujer -por ser la autoridad de promoción de las condiciones de la mujer en Egipto- en cooperación con todas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de modo que asegure que se saque el mayor provecho de los esfuerzos que se desempeñan para limitar las tasas de violencia doméstica y social contra las mujeres y las niñas y para rehabilitar las víctimas de este tipo de violencia con el fin de evitar que caigan en el aislamiento, la abulia o la introversión.

En su discurso que ocupó las primeras páginas de la estrategia, Ibrahim Mahlab  aseguró que la preocupación por las cuestiones de las mujeres es una prioridad fundamental a todos los niveles. “La violencia contra las mujeres es una de las principales prioridades porque es un problema social cuyos efectos repercuten en toda la  sociedad”, señaló.

El primer ministro enfatizó que las religiones divinas, en general, y el Islam, en particular, otorgan una posición distinguida a la mujer instando a protegerla y a darle el debido respeto. De tales preceptos religiosos se inspiraron tanto los tratados internacionales y la Declaración Universal de Derechos Humanos como las constituciones y las leyes de los diferentes países del mundo. Sin embargo, la práctica ha mermado los derechos de la mujer sea por la mala interpretación de los textos religiosos, por las falsas ideas sociales heredadas o por la incapacidad del legislador de asegurarle la debida protección de todas las formas de violencia. “Todo ello provocó la pérdida de la eficacia de las legislaciones al respecto tanto en lo que atañe al Código Penal como en lo relativo a la Ley del Estatuto Personal”, agregó.

Mahlab declaró, asimismo, que a pesar del continuo énfasis sobre los principios de la justicia social y la igualdad de género y su importancia en la construcción y la estabilidad de la sociedad humana, el volumen de los daños que sufre la humanidad debido al recurso a la violencia como vía de comunicación sigue aumentando. “Nunca podemos lograr el desarrollo sostenible de una sociedad sin la participación de las mujeres en los distintos niveles sociales, económicos y políticos, el mantenimiento de sus derechos y la activación de su papel en la construcción y el desarrollo de la sociedad”, señaló.

“La violencia contra las mujeres es una violación de los valores culturales y religiosos en Egipto”, subrayó el primer ministro asegurando que la Constitución egipcia garantiza la igualdad entre las mujeres y los hombres en todos los derechos y exige al Estado proteger a la mujer contra todas las forma de violencia. No obstante, pese a los derechos y a la protección que garantiza la Constitución egipcia a la mujer, y como consecuencia de las condiciones económica, social, políticos y los rápidos cambios que experimentó la sociedad egipcia recientemente, aparecieron algunas prácticas anormales que conmocionaron a la sociedad egipcia por sus efectos discriminatorios y violentos contra la mujer. “Estas prácticas han llegado a constituir una violación flagrante de los derechos de las mujeres a obstaculizar su desarrollo, su participación social y sus contribuciones como seres humanos y a dañar directamente su dignidad y su estatuto social y legal, además de representar una desviación de las costumbres y tradiciones del pueblo egipcio”, acentuó Mahlab.

Por su parte, Mervat Tallawy, la presidenta del Consejo Nacional de la Mujer, declaró que el lanzamiento de dicha estrategia es una culminación de una serie de esfuerzos realizados por el Consejo desde su creación para combatir la violencia contra las mujeres y las niñas e intentar crear la voluntad política y coordinar entre los ministerios, los diferentes organismos gubernamentales, Al-Azhar y la Iglesia además de la sociedad civil para preparar una estrategia nacional que combate la violencia contra la mujer.

Tallawy confirmó que las medidas adoptadas hasta ahora en el campo de la eliminación de la violencia contra la mujer es un modelo a seguir en el enfrentamiento de los problemas sociales complicados actuales gracias a la voluntad política que apoya los derechos de las mujeres y que crea un clima propicio para la realización del principio de igualdad.

“El clima general en Egipto hoy en día permite aunar los esfuerzos nacionales para desarrollar un pacto social, acordado por todas las partes, que refuerza el respeto del individuo y fomenta la justicia social y los principios de la tolerancia y de los derechos humanos”, aclaró Mahlab.

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To