24 August 2019 06:01 PM

Título V<br> Sistema del Gobierno <br>Capítulo primero<br>El Poder Legislativo (Congreso de los Diputados)

Thursday، 16 January 2014 12:00 AM

(Traducción no oficial)

Artículo 101:

El Congreso de los diputados ejerce la potestad legislativa, aprueba la política general del Estado, el plan general de desarrollo económico y social y el presupuesto general y, controla la acción del poder ejecutivo de la manera establecida en la Constitución.

Artículo 102:

El Congreso se compone de un mínimo de 450 diputados elegidos por sufragio universal, secreto y directo. Un candidato al Congreso de los Diputados debe ser ciudadano egipcio y disfrutar de sus derechos civiles y políticos, poseer al menos un certificado de educación  básica y, debe tener al menos 25 años de edad en el primer día de presentación de candidaturas. 

La ley regulará las demás condiciones de presentación de candidaturas, el sistema electoral, la división de las circunscripciones de modo que logre una representación justa de los habitantes y de las provincias y, la representación equitativa de los electores. Se puede adoptar el sistema electoral individual, el de listas o reunir a ambos sistemas.

El presidente de la república puede nombrar un número de miembros en el Consejo de los Diputados no superior al 5%. Los procedimientos para proponerlos serán regulados por la  ley.

Artículo 103:

Los diputados se dedican a sus funciones como tal y se les guardará sus puestos de trabajo o cargos de acuerdo con la ley.

Artículo 104:

Con anterioridad al comienzo de sus funciones, los miembros deben hacer el siguiente juramento ante el Consejo de los Diputados: “Juro por Dios Todopoderoso defender el sistema republicano lealmente, respetar la Constitución y la ley, velar completamente por los intereses del pueblo y salvaguardar la independencia y la integridad territorial de la patria".

Artículo 105:

Los miembros percibirán una remuneración fijada por la ley. Si ésta se cambia, la nueva modificación entraría en vigor en la legislatura siguiente a la legislatura de su aprobación.  

Artículo 106:

La duración del cargo del diputado es de cinco años, comenzando desde la fecha de su primera sesión. La elección de un nuevo congreso tendrá lugar durante los 60 días que preceden al fin del mandato del congreso.

Artículo 107:

El Tribunal de Casación poseerá la jurisdicción final sobre la validez de la pertenencia al Congreso de los Diputados. Los recursos se presentarán ante el tribunal dentro de un periodo que no exceda los 30 días desde el anuncio de los resultados de las elecciones finales y el veredicto debe aprobarse en los 60 días siguientes desde la fecha de recepción de la objeción.

En el caso en que la pertenencia de un miembro sea considerada inválida, esta será anulada a partir de la fecha desde la cual el Parlamento es informado del veredicto.

Artículo 108:

Si el lugar de uno de los miembros  del Congreso de los Diputados queda vacante como mínimo seis meses antes del fin de su mandato, la vacante deberá ser ocupada de acuerdo con la ley en 60 días desde la fecha en que sea anunciada por primera vez.

Artículo 109:

Durante todo su mandato, ningún miembro del Congreso puede, en persona o mediante un intermediario, adquirir o alquilar alguna propiedad del Estado, de las personas jurídicas públicas, de las empresas estatales o de las empresas del sector público, arrendar, vender o trocarles ninguna parte de su propio patrimonio o pactar con ellos contrato alguno como vendedor, proveedor, contratista u otros. Cualquier acto cometido al respecto será nulo.

Los miembros proporcionarán información de su estado financiero al comienzo y al final de su mandato, así como al final de cada año.

Si, por condición de, los miembros recibieran efectivo o contribuciones en especie, tales regalos se destinarán al Tesoro Público.

Todo lo anterior está sujeto a lo previsto por la ley.

Artículo 110:

Los miembros del Congreso podrán ser revocados sólo si un miembro ha perdido confianza, categoría o alguno de los requisitos que ya habían sido requeridos para su elección, o si han violado las obligaciones de la membresía.

La decisión de revocar algún miembro deberá ser aprobada por una mayoría de dos terceras partes del Congreso de los Diputados.

Artículo 111:

El Congreso de los Diputados aceptará la dimisión de sus miembros; las cuales deberán ser presentadas por escrito. Para ser aceptadas no podrán ser entregadas una vez el Congreso haya comenzado los procedimientos de revocación del mandato de los miembros que dimitan.

Artículo 112:

Los miembros del Congreso de los Diputados no serán responsabilizados por ninguna opinión que ataña a sus tareas en el Parlamento o en sus comités.

Artículo 113:

Queda prohibido, salvo en caso de detención in fraganti, la acción penal contra los miembros del Congreso de los Diputados en las faltas y los delitos, sin el permiso previo del Congreso. Fuera del período de sesiones, el permiso debe ser otorgado por la Oficina de Congreso. El Congreso debe ser notificado en la primera sesión posterior a las medidas adoptadas.

En todos los casos, si una solicitud de permiso para tomar acción legal en contra de un miembro del Parlamento no recibe una respuesta dentro de los 30 días siguientes, el permiso se considerará concedido.

Artículo 114:

La sede del Congreso de los diputados está en El Cairo. En circunstancias excepcionales podrá celebrar reuniones en otros lugares, a petición del presidente de la República o de un tercio de sus miembros. Todas las reuniones celebradas de otra forma y las resoluciones tomadas en las mismas se considerarán nulas

Artículo 115:

El presidente de la República convoca al Congreso de los Diputados para las sesiones anuales ordinarias antes del primer jueves de octubre. Si no se convoca, el Congreso se reúne en dicho día en virtud de la Constitución.

El período de sesiones ordinarias se mantendrá por lo menos nueve meses. El presidente de la República desconvoca el período de las sesiones ordinarias tras la aprobación del Congreso. La desconvocatoria no puede tener lugar antes de la aprobación de los presupuestos generales del Estado.

Artículo 116:

Cuando sea necesario, el Congreso de los Diputados puede ser convocado a una reunión extraordinaria, por el presidente de la República, o a raíz de una petición firmada por 10 miembros al menos.

Artículo 117 :

El Congreso elige en la primera sesión de su período ordinario de sesiones anuales, un presidente y dos vicepresidentes para el término legislativo. Si cualquiera de las posiciones queda vacante, el Congreso elige a un sustituto. El reglamento interno del Congreso fijará las normas y los procedimientos de elección. En caso de que uno de los elegidos incumpla sus funciones,  un tercio de los miembros del Congreso puede pedir revocar su mandato y la decisión será tomada por dos terceras partes de los miembros.

En todos los casos, no se puede elegir a un presidente o a uno de los dos vicepresidentes por más de dos legislaturas consecutivas.

Artículo 118:

El Congreso establecerá sus propios estatutos que regulan su trabajo y la manera de ejercer sus funciones y de mantener su orden interno y, serán promulgados por ley.

Artículo 119:

El Congreso se encarga de mantener su orden interno, y el presidente del mismo se encarga de esta responsabilidad.

Artículo 120:

Las sesiones del Congreso se llevarán a cabo en público. Sin embargo, las sesiones cerradas podrán celebrarse a petición del presidente de la República, el primer ministro, o por lo menos 20 de sus miembros. El Congreso decidirá entonces si el debate sobre la cuestión sometida a la misma se llevará a cabo en sesiones públicas o privadas.

Artículo 121:

Las sesiones del Congreso y las resoluciones que aprueba, no se considerarán válidas a menos que haya asistido la mayoría de sus miembros. En casos distintos de los que establece una mayoría especial, las resoluciones se adoptarán en base a la mayoría absoluta de los miembros presentes. En caso de empate, el asunto de deliberación, se considerará rechazada.

Las leyes complementarias a la constitución se promulgarán por la aprobación de dos tercios de los miembros del Congreso. Las leyes, que regulan las elecciones presidenciales, las parlamentarias, las locales, los partidos políticos, el poder judicial, las relativas a las instituciones y los entes judiciales, las reguladoras de los derechos y las libertades establecidas en la constitución, se considerarán leyes complementarias a la misma.

Artículo 122:

El presidente de la República, el Consejo de Ministros, y cada miembro del Congreso de los Diputados tendrán derecho a proponer leyes. Cada proyecto de ley presentado por el Gobierno y por un décimo de los miembros del Congreso se someterá a una comisión especializada del Congreso de los Diputados para estudiarlo y presentar un informe sobre el mismo al pleno del Congreso. La comisión puede celebrar sesiones de escucha de los expertos en el tema en cuestión.  

Las proposiciones presentadas por los miembros del Congreso no se remitirán a la comisión especializada antes de ser aprobados por la Comisión de Propuestas y aceptadas para su consideración por el Congreso. Si la Comisión de Propuestas no respalda una propuesta para su consideración, debe justificar su decisión.

Un proyecto de ley o una proposición de ley rechazados por el Congreso no podrá presentarse de nuevo durante el mismo período de sesiones.

Artículo 123:

El presidente de la República tiene derecho a promulgar leyes y oponerse a ellas. Si el presidente de la República se opone a un proyecto de ley que fue aprobado por el Congreso de los Diputados, debe devolvérselo al Congreso en un plazo máximo de treinta días a partir de la fecha en la que fue notificado por el Congreso. Si el proyecto de ley no fue devuelto dentro de este plazo, se considerará como una ley y se difundiría como tal.

Si el proyecto de ley es devuelto en el susodicho plazo al Congreso y éste lo ha vuelto a aprobar por dos tercios, se considerará como una ley y se difundiría como tal.   

Artículo 124:

El Presupuesto General del Estado debe incluir todos los ingresos y gastos sin excepción. El borrador del Presupuesto General será remitido al Congreso de Diputados al menos 90 días antes del comienzo del año fiscal. No se considerará en vigor a menos que sea aprobado por ella, y será votado capítulo por capítulo.

El Congreso de Diputados podría modificar los gastos en el borrador del Presupuesto, con la excepción de los que se proponen para cubrir una responsabilidad específica del Estado. Si la modificación provoca un incremento en los gastos totales, el Congreso acordará con el gobierno los medios para asegurar fuentes de ingresos para reequilibrar los ingresos y los gastos. El presupuesto se publicará en una ley, pudiendo incluir la modificación de cualquier ley, en la medida necesaria para conseguir dicho equilibrio. En todos los casos, la ley del Presupuesto no puede incluir ninguna cláusula que añade nuevas cargas al ciudadano.

Los detalles específicos del año fiscal, el método de preparación del presupuesto, las disposiciones de los presupuestos de las instituciones y organismos públicos, y sus cuentas, se definirán por ley.

El Congreso debe aprobar la transferencia de cualquier importe de un capítulo a otro capítulo dentro del borrador del presupuesto y cualquier gasto no incluido en el mismo o adicional y  la aprobación se emitirá por ley. 

Artículo 125:

La contabilidad final del Presupuesto General será sometida al Congreso de los Diputados dentro de un periodo que no exceda los seis meses del final del año fiscal. El informe anual de la Organización Central de Auditoría y las consiguientes observaciones sobre las cuentas finales estarán adjuntos. Las cuentas finales del Presupuesto General se someterán a voto, capítulo por capítulo, y se emitirán por ley. El Congreso de los diputados tiene el derecho de requerir de la Organización Central de Auditoría cualquier información adicional o informes pertinentes.

Artículo 126:

Las reglas básicas para la colección de los fondos públicos y el procedimiento para su desembolso se regularán por ley.            

Artículo 127:

El Ejecutivo no contratará un préstamo, obtendrá fondos, o se comprometerá a un proyecto no incluido en el Presupuesto General que comprometa gastos de la Tesorería del Estado para un periodo subsecuente, excepto si lo hace con la aprobación de la Cámara de Diputados.

Artículo 128:

Las reglas que rigen los salarios,  las pensiones, las indemnizaciones, los subsidios y las retribuciones que se toman de la  Tesorería del Estado son reguladas por la ley; también lo son los casos que suponen excepciones para dichas reglas, y las autoridades encargadas de su aplicación.

Artículo 129:

Los miembros del Congreso de los Diputados tienen derecho a remitir preguntas al primer ministro, a los viceprimer ministros, a los  ministros o a los viceministros sobre los asuntos que entran en su competencia que los tiene que contestar en el mismo período de sesiones. Los miembros pueden retirar sus preguntas en cualquier momento y no se puede convertir la pregunta en interpelación en la misma sesión. 

Artículo 130:

Cada miembro del Congreso de los Diputados tiene derecho a dirigir interpelaciones al primer ministro, los viceprimer ministros, a los ministros o a los viceministros para rendirles cuentas sobre los asuntos que forman parte de sus competencias.

El debate de una interpelación tendrá lugar al menos siete días de su envío, y en un plazo máximo de 60 días salvo en casos de urgencia tal y como sea decidido por el Congreso y con el consentimiento del gobierno.

Artículo 131:

El Congreso de los Diputados puede decidir retirar su confianza del primer ministro, de un viceprimer ministro, o de cualquier de sus ministros o de los viceministros. 

Una moción de censura puede ser remitida solo tras una interpelación y bajo propuesta de un décimo de los miembros del Congreso. El Congreso de los Diputados deberá llegar a una decisión dentro de los siete días posteriores a la fecha del debate de la moción. La retirada de la confianza necesita una mayoría del voto de los miembros del Congreso.

En todo caso, no se puede presentar una moción de censura en relación con un tema sobre el que ya se haya decidido en el mismo período de sesiones.

Si el Congreso de los Diputados decide retirar la confianza del primer ministro, de un viceprimer ministro, de un ministro o de un viceministro, y el Gabinete anuncia su solidaridad con él antes del voto, dicho Gabinete está obligado a ofrecer su dimisión. Si la resolución de retirar la confianza se refiere a un cierto miembro del gobierno, dicho miembro está obligado a dimitir.

Artículo 132:

Veinte miembros del Congreso de los Diputados podrán solicitar el debate de una cuestión pública para obtener una aclaración de la política del Gobierno en ese aspecto.

Artículo 133:

Todos los miembros del Congreso de los Diputados podrán proponer al Primer Ministro, a los viceprimer ministros, a los ministros o a los viceministros el debate de una cuestión pública.

Artículo 134:

Cada miembro del Congreso de los Diputados tiene derecho a dirigir peticiones de información o comunicados urgentes al primer ministro, a los viceprimer ministros, a los ministros o a los viceministros sobre los asuntos públicos de importancia.

Artículo 135:

El Congreso de los Diputados podrá formar una comisión especial o encargar a una de sus comisiones existentes investigar un tema público o examinar las actividades de cualquier departamento administrativo, institución o proyecto público, con el propósito de averiguar los hechos relacionados con un tema específico e informar al Congreso de los Diputados de su condición actual económica, administrativa o financiera, o para llevar a cabo investigaciones sobre una actividad pasada. El Congreso decidirá el curso de acción apropiado.

Para llevar a cabo su misión, tal comisión tiene derecho a recolectar las pruebas que considere necesarias y a convocar a personas para entrevistas. Todos los cuerpos administrativos y ejecutivos deben responder a las demandas de la comisión y poner a su disposición todos los documentos y evidencias requeridos.

En todo caso, todos los miembros tendrán derecho a obtener datos o información del Ejecutivo perteneciente a su propia función en el Congreso.

Artículo 136:

El primer ministro, los viceprimer ministros, los ministros y los viceministros podrán estar presentes en las sesiones del Congreso de los Diputados y sus comisiones. Su asistencia será obligatoria si es solicitada por el Congreso y podrán pedir el apoyo de oficiales de alto rango de su elección.

Deberán ser escuchados cuando soliciten hablar; y será su deber responder a preguntas pertenecientes a la cuestión del debate, pero sin tener en cuenta su voto a la hora de formar una opinión.

Artículo 137:

El presidente de la República no puede disolver el Congreso de los Diputados, excepto en casos de necesidad, por una decisión causal y después de un referéndum público. No se puede disolver  el Congreso por la misma causa por la que fue disuelta el Congreso inmediatamente anterior.

Para disolver el Congreso, el Presidente debe emitir una decisión para suspender las sesiones parlamentarias y convocar un referéndum en 20 días como máximo. Si los participantes en el referéndum estuvieran de acuerdo con la disolución por una mayoría de los votos válidos, deberá llevarse a cabo. El Presidente convocará elecciones anticipadas a tener lugar dentro de los 30 días posteriores a la fecha de la disolución. El nuevo Congreso se reunirá dentro de los 10 días siguientes a la finalización de las elecciones.

Artículo 138:

Los ciudadanos podrán presentar propuestas escritas al Congreso de los Diputados sobre cuestiones públicas. Podrán también presentar quejas al Congreso para ser remitidas a los ministros competentes. Basado en la petición del Congreso, el ministro debe facilitar una explicación y al ciudadano que propuso la queja se le deberá mantener informado.

Más visitado

From To