24 October 2019 06:57 AM

Título Segundo <br>Fundamentos básicos de la sociedad<br>Capítulo segundo <br>Fundamentos económicos

Tuesday، 21 January 2014 12:00 AM

(Traducción no oficial) 

Artículo 27:

El objetivo del sistema económico es lograr el bienestar del país a través del desarrollo sostenible y la justicia social a fin de elevar la tasa real del crecimiento de la economía nacional, mejorar el nivel de vida, incrementar las oportunidades de empleo, reducir las tasas de paro y acabar con la pobreza.

El sistema económico se compromete con las normas de transparencia y gobernanza y, procura apoyar los pilares de competitividad, fomentar la inversión, garantizar el crecimiento geográfico, sectorial y ambiental equilibrado, prohibir las prácticas de monopolio, mantener el equilibrio financiero y comercial, crear un sistema tributario justo, regular los mecanismos del mercado, garantizar los distintos tipos de propiedad y lograr un equilibrio entre los intereses de las diversas partes, preservando los derechos de los trabajadores y protegiendo a los consumidores.

Socialmente, el sistema económico debe garantizar la igualdad de oportunidades, la distribución equitativa de las ganancias del crecimiento, la reducción de las diferencias de ingresos y el cumplimiento de un salario mínimo y unas pensiones mínimas que garantizan una vida digna, así como de un límite máximo para los asalariados de los organismos del Estado, de acuerdo con la ley.

Artículo 28:

Las actividades económicas productivas, tecnológicas y de servicios son fundamentos básicos de la economía nacional. El Estado debe salvaguardarlas y aumentar su competitividad así como crear un clima atractivo para la inversión, ampliar la productividad, fomentar las exportaciones y regular las importaciones.

El Estado debe prestar especial atención a las micro, pequeña y mediana empresas, en todos los campos, además de regular y rehabilitar el sector no oficial.

Artículo 29:

La agricultura es un componente básico de la economía nacional.

El Estado debe proteger y ampliar las tierras  cultivables y, tipificar como delito la ocupación ilícita de las mismas. El Estado se compromete a desarrollar el campo, elevar el nivel de vida de los agricultores y protegerles de los riesgos medioambientales, y procura desarrollar la producción agrícola y animal, y promover a las industrias basadas en ellas.

El Estado debe satisfacer las necesidades de la producción agrícola y animal, comprar los productos agrícolas básicos con precios apropiados que permiten un margen de beneficio para los agricultores. Es lo que se dará en coordinación con las uniones, los sindicatos y las cooperativas agrarias. Debe también destinar un porcentaje de las tierras bonificadas a los pequeños agricultores y a los recién graduados, y proteger a los agricultores, y a los jornaleros del campo, de la explotación conforme a la ley.

Artículo 30:

El Estado debe proteger la riqueza pesquera, apoyar a los pescadores ayudándoles a llevar a cabo su trabajo sin poner en peligro el ecosistema, según lo regulado por la ley.

Artículo 31:

La seguridad del ciberespacio es parte integral del sistema económico y de la seguridad nacional. El Estado adoptará las medidas necesarias para preservarlo, de conformidad con lo previsto por la Ley.

Artículo 32:

Al pueblo le pertenecen los recursos naturales del Estado. El Estado está comprometido a preservarlos, usarlos mejor y prohibir el desgaste de tales bienes, protegiendo los derechos de las futuras generaciones.

El Estado debe lograr el mejor uso de las fuentes de energía renovables, fomentar su inversión y promover las investigaciones científicas al respecto. El Estado fomentará la manufacturación de materias primas y el incremento de su valor añadido, según criterios de la viabilidad económica.

Los bienes públicos del Estado son inalienables. El otorgamiento del derecho de explotación de los recursos naturales o la concesión de servicios públicos se hará por una ley y, por un plazo máximo de treinta años.

El otorgamiento del derecho de explotación de canteras, pequeñas minas y salinas, o la concesión de servicios públicos será por un plazo no superior a quince años y, en virtud de una ley.

La ley determina los campos de explotación de la propiedad privada del Estado, así como las normas y procedimientos que los regulan.

Artículo 33:

El Estado protege los tres tipos de propiedades: propiedad pública, privada y cooperativa.

Artículo 34:

La propiedad pública es inviolable e intocable: salvaguardarla es un deber de acuerdo con la ley

Artículo 35:

La propiedad privada es inviolable y el derecho a la herencia de la misma es salvaguardado. La propiedad privada no podrá ser embargada excepto en los casos tipificados por ley, y por una orden judicial y, no será expropiada sino para el interés público y con una justa compensación, pagada por adelantado, según la ley.

Artículo 36:

El Estado debe incentivar al sector privado a llevar a cabo su responsabilidad social al servicio de la economía nacional y de la sociedad.

Artículo 37:

La propiedad cooperativa está protegida. El Estado debe prestar la debida atención a las cooperativas y, la ley garantiza su protección, apoyo e independencia.
Se prohíbe disolver las cooperativas o sus juntas directivas, a no ser por una sentencia judicial.

Artículo 38

El sistema tributario, así como otras obligaciones públicas, tienen como objetivo desarrollar los recursos del Estado y, conseguir la justicia social y el crecimiento económico.

Los impuestos públicos no serán establecidos, modificados o revocados, sino por una ley. No habrá exenciones excepto en los casos prescritos por la ley. A nadie se le requiere pagar impuestos o tasas adicionales sino dentro de los límites de la ley.

La imposición de impuestos debe depender de múltiples fuentes. Los impuestos progresivos se aplican sobre los ingresos de los individuos, de acuerdo con sus respectivas capacidades financieras. El sistema tributario garantizará la promoción de las actividades económicas que dependen de mano de obra intensiva y, estimulará su papel en el desarrollo económico, social y cultural.

El Estado debe mejorar el sistema tributario siguiendo los sistemas modernos que garanticen la eficiencia, la facilidad y la rigurosidad de la recaudación tributaria. La ley definirá los métodos y herramientas del recaudo de impuestos, tasas y otros cobros soberanos y la parte de la misma que se deposita en  la Tesorería Pública.

El pago de los impuestos es un deber y la evasión tributaria es un delito.

Artículo 39

El ahorro es un deber nacional, alentado y protegido por el Estado, de acuerdo a las normas legales.

Artículo 40

La confiscación pública de propiedades está prohibida.

La confiscación privada no está permitida a no ser que sea por veredicto judicial.

Artículo 41

El Estado debe implementar un programa demográfico tendiente a lograr un equilibrio entre las tasas de crecimiento demográfico y los recursos disponibles, y maximizar las inversiones en los recursos humanos, mejorando su calidad en el marco de la realización del desarrollo sostenible.

Artículo 42

Los trabajadores tendrán una participación en la gestión de las empresas y, ganarán parte de sus beneficios. A su vez, los trabajadores se comprometen a desarrollar la producción e implementar los planes en las unidades de producción, conforme a la ley. Preservar las herramientas de producción es un deber nacional.

Los trabajadores estarán representados en las juntas directivas de las unidades del sector público por un 50% del número de miembros electos. Su representación en las juntas directivas de las empresas del sector público será en el marco de la ley.

La ley garantizará la representación de los pequeños agricultores y los artesanos con un porcentaje no inferior al 80% en las juntas directivas de las cooperativas industriales, agrícolas y artesanales.

Artículo 43

El Estado debe proteger, desarrollar y preservar al Canal de Suez como una vía fluvial internacional de su propiedad. Se compromete, también, a desarrollar el sector del Canal considerado como un centro económico distinguido.

Artículo 44

El Estado debe proteger al río Nilo, preservar los derechos históricos de Egipto relacionados con el mismo, racionalizar y maximizar su uso, prevenir el desperdicio de su caudal o su contaminación. Protegerá, también, las aguas subterráneas, adoptará las medidas necesarias como para garantizar la seguridad hidráulica, y apoyará la investigación científica en este ámbito.

Cada ciudadano tiene garantizado el derecho a disfrutar del río Nilo. Está prohibida tanto la ocupación ilícita de su ribera como el perjuicio del medio ambiente fluvial. El Estado garantizará la eliminación de cualquier ocupación ilícita del río Nilo, según lo establecido por la Ley.

Artículo 45

El Estado protegerá sus mares, costas, lagos, caudales de agua y reservas naturales.

La agresión, la contaminación o el abuso de estos recursos acuíferos están prohibidos. Cada ciudadano tiene garantizado el derecho a aprovecharlos. El Estado debe proteger y desarrollar las áreas verdes en las zonas urbanas, preservar las riquezas vegetales, animales y pesqueras y, defender las especies en riesgo de extinción y afrontar otros peligros y, proteger a los animales en conformidad con la ley.

Artículo 46

Toda persona tiene derecho a gozar de un medioambiente sano y saludable cuya protección es un deber nacional. El Estado deberá adoptar todas las medidas necesarias para salvaguardarlo, impedir su deterioro y racionalizar el uso de los recursos naturales de forma que logre el desarrollo sostenible y conserve los derechos de las futuras generaciones.

Más visitado

From To