24 October 2019 07:09 AM

El Consejo Nacional de Derechos Humanos replica a las críticas del Human Rights Watch

Thursday، 11 September 2014 12:00 AM

 

NCHR

El Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) replicó al informe de Human Rigths Watch (HRW) publicado en el aniversario del desalojo de la acampada del grupo de los Hermanos Musulmanes tachándole de carente de credibilidad y llenos de errores y equivocadas conclusiones. El Consejo acusó a HRW de ignorar testimonios claves y de hacer caso omiso a las violaciones de los derechos humanos cometidos por los organizadores de la acampada tales como los casos de torturas y secuestros  además del uso de los manifestantes como escudos humanos y encerrarles forzosamente. A continuación reproducimos la réplica del Consejo

“A pesar de que el Consejo Nacional de Derechos Humanos no suele ni comentar ni replicar a los informes de las organizaciones que operan en el mismo ámbito, ha decidido hacerlo con el informe de Human Rights Watch por los claros errores y las conclusiones infundadas y contradictorias a la lógica de sus críticas al Consejo:  

El autor del informe ha obviado premeditadamente uno de los testimonios claves, el del corresponsal Magued Atef, sobre el incidente del asesinato de uno de los oficiales  que fue el origen del tiroteo entre la policía y los acampados. Curiosamente, el informe se basa sobre el testimonio de esta misma persona en otros 20 ocasiones relacionados con incidentes que no condenan a los HHMM, un hecho que denota una imparcialidad clara. El autor del informe llega incluso a atribuir al mencionado testigo una entrevista llevando este último a pedir de la Organización corregir este error. Son fallos que merma la credibilidad del informe especialmente porque el testimonio del testigo en cuestión es fundamental en todo el Informe.

1) El autor del Informe no hizo referencia a las violaciones de derechos humanos a manos de  los organizadores de la acampada tales como los casos de secuestros y torturas así como el uso de los acampados como escudos humanos y el encierro forzoso de los mismos en la acampada. En este sentido, el informe no atribuye ningún crimen ni ninguna responsabilidad a los organizadores de la acampada.  

2) El autor del informe de HRW tachó al informe del CNDH de debilidad metodológica  por  no hablar con un gran número de participantes en la acampada y por lo tanto fracasó en recopilar los vídeos, las fotos y las pruebas que tienen.

Cabe aclarar a este respecto que el CNDH escuchó varios testimonios tanto de diferentes fuentes participantes en la acampada como de corresponsales locales e internacionales, informadores locales y extranjeros que fueron testigos personales de los incidentes del desalojo de la acampada. Prestó mucha importancia a escuchar y registrar los testimonios de los presentes del desalojo sin limitarse a hablar con aquellos que no presenciaron más tarde los acontecimientos del desalojo en la Plaza de Rabaa Al-Asawia.  

Decir que el CNDH fracasó en recopilar los vídeos, las fotos y las pruebas de las personas que presenciaron el desalojo es poco serio, ya que a pocas horas de los incidentes dichos vídeos fueron colocados en las redes sociales y en Internet por las mismas personas que el informe de HRW dice que sus testimonios fueron ignorados y por lo tanto es una conclusión errónea.  

3) El informe de HRW critica el informe del CNDH por no atribuir al ministerio del Interior la suficiente responsabilidad de no garantizar corredores seguros de salida de la acampada a pesar de que una de las principales críticas del Consejo a dicho ministerio fue el fracaso y no el simple fallo en garantizar un corredor seguro. Esta es una observación que denota que el autor del informe de HRW ni siquiera ha leído el informe del Consejo. Un hecho que revela poca profesionalidad para no decir una desinformación premeditada sobre las conclusiones del informe de CNDH.

4) El autor del informe pretendió que el Consejo redujo el número de bajas humanas al basarse sólo sobre la documentación oficial ignorando pruebas refutables sobre la existencia de cadáveres que no han sido tenidas en cuenta en los diferentes hospitales del país y en la mezquita de Al-Iman es otra prueba tanto de la poca credibilidad de los autores de HRW y como de la no lectura el informe del CNDH. Este último incluyó listas detalladas y documentadas con los nombres de las víctimas que estaban en la mezquita de Al-Iman así como de los cadáveres existentes en los diferentes hospitales. Estos constituyen la fuente de todos quienes quisieron documentar los números correctos de las víctimas además de que estas variadas listas se consideraron oficialmente la fuente principal para comprobar los números y los nombres de los caídos en estos incidentes.  

5) Decir que el informe del CNDH exageró en describir la violencia de los manifestantes y los acampados basándose sobre las fuentes publicadas por el ministerio del Interior, es una observación que denota mala fe premeditada por los redactores del Informe de HRW. Con ello ignoran aposta los videos de la violencia de aquellos manifestantes conseguidos por el Consejo y difundidos por el mismo por primera vez y de forma exclusiva en la rueda de prensa que organizó al respecto.  

6) Decir que el Consejo no investigó actos concretos de mala praxis que incluye vejaciones, torturas e incluso ejecuciones de algunos manifestantes es una observación no muy diferente de la anterior que pretende desinformar y que denota que los redactores del informe de HRW no vieron los vídeos adjuntos al informe de CNDH que enseñan y documentan las mala praxis de unos policías durante el desalojo.  

En este contexto, el CNDH asegura que las observaciones del autor del informe de HRW sobre el informe de CNDH están en la misma órbita de las críticas mediáticas publicadas en algunos periódicos egipcios. Parece ser que el autor los copió tal cual sin indagarlas, lo que es incompatible con las habilidades de investigación que obligan profesional y moralmente a cualquier investigar asegurarse de la información antes de publicarla.       

Más visitado

From To