21 August 2019 05:01 PM

El sistema político

Thursday، 26 December 2013 12:00 AM

 

El primer título del documento constitucional que será sometido al referéndum el 14 y el 15 de enero de 2014 es el que define el modelo del Estado egipcio. Su primer artículo establece que “la República Árabe de Egipto es un estado soberano unido e indivisible, donde nada es dispensable y cuyo sistema es republicano democrático, basado en la ciudadanía y la soberanía de la ley”. El mencionado artículo considera que “el pueblo egipcio es parte de la nación árabe y procura lograr su integración y su unión” al mismo tiempo que forma parte del mundo islámico y “pertenece al continente africano, se enorgullece de su extensión territorial asiática y contribuye en la construcción de la civilización humana”. Puntualizando más el futuro modelo del estado egipcio, el quinto artículo del proyecto de la Carta Magna determina que “el sistema político se basa en el pluralismo político y partidista, la alternancia pacífica del poder, la separación y el equilibrio entre los poderes, la correlación entre la responsabilidad y el poder y, el respeto de los derechos y las libertades humanos tal como establece la constitución”

Siguiendo la tradición constitucional egipcia, el nuevo documento constitucional establece que “el Islam es la religión del Estado, el árabe es la lengua oficial y los principios de la Sharia islámica es la fuente principal de legislación”. No obstante, el proyecto constitucional deja claro que “los principios canónicos de los cristianos y judíos egipcios son la fuente principal de las legislaciones que regularían sus códigos civiles, sus asuntos religiosos y la elección de sus líderes espirituales”.

El cuarto artículo del título que delimita la forma del estado egipcio afirma que “la soberanía es sólo del pueblo, es él quien la ejercita y la protege y es la fuente de todos los poderes. El pueblo es quién salvaguarda la unidad nacional basándose en los principios de la equidad, la justicia y la igualdad de oportunidades de acuerdo con lo especificado en la Constitución.

El título del Estado se cierra explicando que “la nacionalidad egipcia es un derecho para todo quién nazca de padre o madre egipcio, el reconocimiento legal de la misma y la concesión de papeles oficiales, que prueban los datos personales, es un derecho garantizado y regulado por la ley” y añade que “las condiciones de concesión de la nacionalidad egipcia se determinan por la ley”.

 

Más visitado

From To