14 October 2019 03:28 AM

Turismo cultural

Monday، 25 November 2013 12:00 AM

  

Es uno de los mayores y más antiguos tipos de turismo en Egipto, donde se proliferan los museos y los monumentos faraónicos, griegos, romanos, coptos e islámicos.
Aunque Egipto ha sido ocupado por persas, romanos, griegos, árabes, turcos otomanos, británicos y franceses, probablemente han sido los faraones los que dejaron en el país el legado más fascinante y atractivo para los turistas. El incesante descubrimiento de monumentos de aquella época y el desciframiento de la escritura jeroglífica a principios del siglo XIX que ayudó a entender la civilización del Antiguo Egipto, hicieron del país un objetivo principal de los exploradores, de las misiones arqueológicas científicas, de los escritores cuyos libros hablan de todos los detalles de la vida de los faraones y sus monumentos.
El destino principal de los turistas culturales en Egipto es el valle del Nilo sobre todo las ciudades de El Cairo, Luxor y Aswan. Hacer un crucero por el Nilo ha sido una opción popular entre los innumerables turistas que visitan el país desde el siglo XIX. Florence Nightingale se quedó fascinado por el río, y escribió sobre esta corriente de agua con grandes elogios, mientras que Thomas Cook, el empresario que está tras esta importante agencia de viajes, se quedó tan hechizado por el Nilo que empezó a ofrecer cruceros a su clientela, siendo uno de los primeros en hacerlo.
Normalmente un crucero empieza embarcando en Asuán y, desde allí, va navegando mientras disfruta de unas vistas espectaculares. Puede optar por subir a bordo de un crucero que va hacia el sur en el Lago Nasser llegando a Abu Simbel pasando por los monumentos de Kalabsha, Beit El Wali, Wadi El Subua y el templo de Amada, o por dirigirse al norte, hacia Luxor. En ese caso, su crucero lo llevará hasta Kom Ombo para ver el templo de Sobek y Hareoeris. Luego, seguirá hasta Edfú, donde puede que se detenga durante un tiempo para admirar  el templo de Horus; y Esna, para ver el templo de Jnum. Por último, el crucero terminará en Luxor, donde podrá mirar los fabulosos templos de Karnak, el templo de Luxor y el Museo o también ir de excursión al extraordinario Valle de los Reyes. Asimismo, algunos barcos empiezan su recorrido en Luxor, por lo que el viaje será en sentido inverso.  También puede viajar más allá de Luxor para contemplar Dendera o Abydos, pero siempre navegará a un ritmo lento y tendrá tiempo para  apreciar todas las vistas y relajarse.
El Cairo es una de las ciudades más grandes y pobladas del mundo. Constituye una asombrosa mezcla de vestigios de un mundo antiguo que convive en total armonía con la vida moderna. Aquí se pueden visitar edificios históricos y plazas de mercado en El Cairo Viejo; magníficas mezquitas otomanas y mamelucas, iglesias cristianas, hoteles elegantes y las modernas oficinas comerciales en El Gran Cairo, además de exuberantes parques, zonas residenciales y el fascinante recinto de las Pirámides de Giza y su Esfinge. Si a todo eso se añade la oportunidad de visitar el Museo Egipcio, donde se exhiben objetos demasiado antiguos y fabulosos como para comprenderlos, las calles de Jan al-Jalili y el enorme museo, un viaje a esta ciudad será, sin duda, una experiencia inolvidable.
 

Más visitado

From To