05 August 2021 04:25 AM

Palabra del Ministro de Asuntos Exteriores ante la reunión de la sesión extraordinaria del Consejo de la Liga Árabe para discutir la cuestión de la Presa del Renacimiento

Tuesday، 15 June 2021 - 12:00 AM

Su Excelencia el Jeque / Mohammed bin Abdel Rahman Al Thani, Ministro de Asuntos Exteriores del Estado de Qatar,

Sr. Ahmed Aboul Gheit, Secretario General de la Liga de Estados Árabes

Excelencias, Ministros,

Después de los saludos,

En primer lugar, quisiera agradecer la rapidez en la celebración de esta reunión de urgencia que Egipto ha convocado para poner a sus hermanos árabes al corriente, de lo que ocurre actualmente en relación con las negociaciones sobre la Presa del Renacimiento con la parte etíope, especialmente por el fracaso de estas negociaciones y la intransigencia de los etíopes respecto a cualquier iniciativa y propuesta para resolver esta cuestión.

Excelencias Señores,

Como ustedes saben, desde hace diez años, Egipto y Sudán han entablado arduas negociaciones con la parte etíope, y seguimos estancados sin lograr ningún progreso tangible, a pesar de la buena intención de Egipto de lograr un acuerdo jurídicamente obligado y justo que garantice a Etiopía su derecho al desarrollo sin violar los derechos de sus países vecinos, y sin causar un grave perjuicio a ninguno de los dos.

Es obvio lo que pide Egipto, pero la negociación sobre ese acuerdo nos llevó innumerables rondas de negociación, en las que Egipto mostró una gran flexibilidad, reflejando el compromiso y la voluntad de equilibrar todas las consideraciones, y de una manera que permite a todas las partes salir de estas negociaciones conseguiendo en parte de lo que quiere, sin perjudicar a la otra parte.

Sin embargo, el problema radica en que la parte etíope sólo quiere imponer, por la fuerza, su visión a los demás, ignorando deliberadamente la contradicción de lo que pide con todas las cartas y acuerdos que rigen los ríos internacionales, y tratando de imponer una nueva realidad, en la cual los países de aguas arriba controlan a los países de aguas abajo, es lo que Egipto no puede aceptar, el río Nilo es una propiedad conjunta, tanto para los países de la fuente como para los países de aguas abajo, y nadie, sea quien sea, está autorizado a cambiar estas reglas estables.

Señores,

Egipto ha demostrado sus buenas intenciones cada vez, que nuestras intenciones han sido puestas a prueba, hemos participado en todas las vías de negociación, empezando por la vía tripartita y pasando por la mediación estadounidense, que estuvo a punto de lograr un avance serio antes de que el negociador etíope se retirara en el último momento, hasta la vía de la mediación africana, con la que Egipto sigue interactuando con toda seriedad, creyendo en el predominio del lenguaje del diálogo sobre todo lo demás. Sin embargo, con el paso de casi un año desde el inicio de la mediación africana, ésta aún no ha dado, y por desgracia, los resultados deseados, y no se puede arrojar la culpa sobre ellos. Egipto aprecia los esfuerzos realizados por Sudáfrica y la República Democrática del Congo; pero no vemos una parte que tenga la culpa de frustrar todos esos esfuerzos y prolongar las negociaciones, no es más que para ganar tiempo, excepto para la parte etíope

Excelencias,

Ante esta intransigencia etíope, representada en su insistencia en seguir llenando el embalse de esta enorme presa sin un acuerdo con los dos países aguas abajo, lo que supone una grave violación del Acuerdo de Declaración de Principios celebrado entre los tres países en 2015, y ante la falta de voluntad política para conseguir un acuerdo legal vinculante y justo, nuestra paciencia ha sido sometida a varias pruebas, y cada vez Egipto ha demostrado que es la parte que actúa con responsabilidad y por conciencia previa de las consecuencias de la escalada de tensión sobre la seguridad y la estabilidad de la región. Por lo tanto, Egipto insiste en aprovechar todas las soluciones diplomáticas, lo que nos impulsó, y estamos aquí, para presentar el asunto a nuestros hermanos árabes, pidiéndoles que apoyen el esfuerzo egipcio-sudanés.

Señores, 

Egipto presenta esta cuestión existencial al Consejo Ministerial de la Liga de los Estados Árabes, sobre la base de que la seguridad nacional árabe se ve afectada por esta cuestión, y esto no debe entenderse como un intento de crear una alineación dirigida contra un país africano hermano, sino una petición que depende de la importancia de la solidaridad árabe para proteger las capacidades de nuestra seguridad nacional. La seguridad hídrica egipcia y sudanés está estrechamente vinculada a la seguridad nacional árabe, lo que subraya la existencia de una clara solidaridad árabe y una posición unificada que reclama la necesidad de fijar un plazo para el proceso de negociación hasta alcanzar un acuerdo equilibrado.

No es aceptable que la negociación se prolongue indefinidamente, sobre todo porque hemos conocido las intenciones de la otra parte, y su toma de medidas unilaterales que fracasan a cualquier negociación, pensando que con su comportamiento evasivo es capaz de imponer su visión e ignorar nuestras posiciones. Por ello, vuestro apoyo a Egipto y Sudán en su justa posición adquiere doble importancia en estas circunstancias que os hemos presentado, y estoy seguro de que recibiremos todo el apoyo necesario por vuestra parte, en victoria de los valores de la fraternidad y la cohesión, y por la fe en la justicia de nuestra cuestión.

Paz, misericordia y bendiciones de Dios.

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To