21 September 2021 10:11 AM

La Revolución del 30 de junio… Voluntad de un pueblo

Wednesday، 30 June 2021 - 12:00 AM

Hoy, celebramos el 8ºaniversario de la revolución del 30 de junio de 2019; esa gloriosa revolución, en la que el público de nuestra nación registró, con su determinación,  una epopeya inmortal para mantener la identidad de la patria, y demostró con su fuerte voluntad que, cuando los pueblos se levanten, nada podría detener su camino.

Esta revolución cambió el curso de los acontecimientos de la historia moderna y contemporánea, y escribió con letras brillantes el nacimiento de una nueva vía de acción nacional egipcia pura, para que se lanzara la vía de la construcción y el desarrollo real y moderno a todos los niveles, basada en fuertes pilares de cohesión popular y la alineación nacional a fin de afrontar a los desafíos.   

Las causas principales de la revolución:

El pueblo egipcio terminó el mandato de Mohamed Mursi, tras sólo un año y tres días en el poder, en el que cometió errores graves que acabaron con la relación entre él y el pueblo durante este periodo perdido de la vida de Egipto; durante el cual el país estaba en extrema necesidad  de aprovechar cada día en la construcción, el progreso, y la estabilidad.
Los errores más destacados que provocaron el descontento del público popular:

La política exterior: 

Las múltiples visitas, que Mursi realizó al oriente y occidente, fracasaron en abrir los perspectivas de cooperación entre Egipto y muchos países del mundo; y fue evidente que las relaciones exteriores de Egipto se aumentaron, especialmente en países que apoyan el régimen de la hermandad en Egipto…Y se disminuyeron las relaciones de Egipto con distintas países principales, sobre todo en el mundo árabe.

Aguas del Nilo:

El manejo muy negativo,  ya que Etiopia siguió la construcción de la Presa del Renacimiento, reveló la falta de las bases para abordar las crisis, ya sean prolongadas o emergentes; además de la mala gestión del diálogo con las fuerzas políticas y su emisión en directo, lo que contribuyó en tensar las relaciones con la parte etíope y abortó los fundamentos de diálogo político con ella.

La continuación con los pasos políticos anteriores que no lograron activar  la cooperación en los diferentes campos con los países de la Cuenca del Nilo, de modo que refuercen los medios del diálogo político con ellos sobre las distintas crisis.

La relación entre las personas del mismo país:

El mandato de Mursi estableció, a lo largo de un año, un estado de agudo polarización, y dividió a la sociedad entre partidarios del proyecto islámico, representado por el presidente y su grupo, sin aportar una sola prueba de este proyecto; y entre un opositor al mismo, quien a menudo se describía como " Laico"; y en lugar de que el pueblo se dedicaba al trabajo y a la producción, se dirigió a las peleas y disputas entre el apoyo y el rechazo.

El régimen de Mursi trabajó, y con mucha rapidez, para consolidar el concepto de la hermandad, y difundir esta ideología a pesar del creciente sentimiento adverso en cada día.

Defensa y seguridad:

Inventar crisis que tienen como objetivo distraer a los esfuerzos de las fuerzas de seguridad y limitar la finalización de las obras de seguridad. Entre las escenas más destacadas fueron la conmemoración de los sucesos de Mohamed Mahmoud, el estadio de Port Said, y la provocación de disturbios de seguridad de vez en cuando en varias provincias, especialmente Port Said y el Suez.

Se dictó varias  decisiones y declaraciones constitucionales, que causaron la creciente presión popular al aparato de seguridad a través de impulsar masivas manifestaciones al Palacio de Al- Itihadya y al Tahrir, donde Egipto vio el primer caso de golpear un ciudadano a los ojos de todo el mundo.

La liberación de los presos yihadistas de ideología extremista, quienes residieron en Sinaí, y pretendían crear un emirato islámico extremista que recibía la ayuda de los túneles de contrabando con la Franja de Gaz;, los cuales gozaron del apoyo y la protección del Presidente del Estado personalmente.

Estos grupos llevaron a cabo un acto despreciable al matar a 16 mártires de la seguridad en el momento de romper el ayuno del Ramadán; y después de unos meses, se secuestraron a siete soldados, antes de que fueron liberados por el esfuerzo del ejército en localizar a los terroristas, y antes de que el grupo del presidente Intervino para liberar a los soldados. Además de lo que se descubrió tras la exclusión de este presidente, de que estos grupos terroristas fueron el apoyo de los hermanos musulmanes en su guerra terrorista contra el Estado.
 
Seguridad de alimentos y servicios:

Las crisis alimentarias y la continua subida de los precios de productos y servicios se continuaron sin la intervención del gobierno para controlar la codicia de los comerciantes, a pesar de que el régimen intentaba mejorar el sistema de distribución de pan y las bombonas de gas.

Se repitieron constantemente  las crisis de gasolina y diesel, lo que afectó al movimiento del ciudadano, y se reflejó en los frecuentes cortes de luz.

Fue clara la tendencia del gobierno a utilizar el sistema de suministro para servir sus objetivos electorales, y a tratar de adquirir popularidad a través de manipular con las cuotas del suministro

Cultura, Artes y Literatura:

Una clara tendencia hacia la modificación de la identidad cultural de Egipto, y el intento de volver a tendencias retrógradas, empezando por prohibir las representaciones de ballet en la Ópera, hasta la exclusión de los líderes de la cultura, las artes y la literatura, a cambio de reemplazar a los líderes que tienen lealtad al grupo que apoya el gobierno.

Los medios de comunicación y la prensa:

Los medios de comunicación revelaron los negativos del régimen ante la opinión pública. Estos medios de comunicación, que desempeñaron un papel esencial en la presentación del candidato presidencial Mohamed Mursi y su grupo a la opinión pública local, se han vuelto a un objetivo directo para reducirlo, e incluso excluir a sus símbolos.

Y trató con todas sus fuerzas de imponer la ideología de los hermanos sobre las instituciones de prensa y los medios de comunicación del Estado, en un claro intento de asentar la ideología de la Hermandad, por un lado; y de reducir la influencia de los medios de comunicación contrarios, por otro.

Poder judicial y libertades públicas:

Provocar sucesivas crisis con el poder judicial, comenzando con la destitución del fiscal general, asediando el Tribunal Constitucional Supremo por los partidarios del presidente, y luego tratando de limitar su papel en la constitución de diciembre de 2012, emitiendo declaraciones y decisiones constitucionales que socavaban el poder judicial, las libertades públicas, y las instituciones del Estado; lo que provocó el enfado de la población, que expresó su malestar quemando sedes del partido del presidente, por lo tanto se retractó de algunas de sus resoluciones  y decisiones, y siguió adelante con otras, lo que causó el aumento del enfado popular contra él y su grupo.

Las crisis entre el poder judicial y la presidencia continuaron, ya que el Tribunal Administrativo decidió detener la aplicación de la decisión de organizar las elecciones parlamentarias. La Hermandad lanzó la consigna de purificar el poder judicial, y trabajó en la promulgación de una legislación, que reduzca la edad de jubilación de los jueces para excluir a varios miles de ellos con el objetivo  de sustituirlos por partidarios del poder.

El último golpe dado por la justicia al presidente excluido fue referirse a él por su nombre y a un gran número de dirigentes de su grupo, que habían cooperado con Hamás y Hezbolá en el incidente del asalto a la prisión de Wadi al-Natrun.

El transporte:

Morsi se comprometió a resolver el problema del transporte, entre los cinco problemas, que prometió resolver durante los primeros 100 días de su gobierno. El problema del transporte se agravó durante este año, donde produjeron catástrofes viales diarias, entre las que destaca la muerte de 50 niños en un cruce de Assiut.

En este año no se experimentó nuevas carreteras, ni se repararon las existentes, además del deterioro de la instalación ferroviaria.

Economía y dinero:

El retroceso de las tasas de crecimiento... el aumento de la deuda pública... la erosión de las reservas de efectivo... los índices bursátiles se derrumbaron... la disminución de la calificación crediticia de Egipto... todos son los indicadores que reflejan el colapso de la economía bajo el gobierno de la Hermandad terrorista, que no sabe nada más que la devastación y el fracaso que se extendió en el cuerpo del Estado como el cáncer. En vez de tratar de hacer avances en el país y fomentar la inversión, los inversores fueron combatidos a favor de los símbolos de la Hermandad, junto con la hermandad de las posiciones económicas en el Estado, como el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Inversiones, sin ninguna consideración de las normas de eficiencia o la capacidad de gestionar estos puestos vitales.

El estado catastrófico de la economía en la era de los "Hermanos musulmanes" se manifestó en su forma más clara, y apareció en las cifras, ya que las estadísticas del Banco Central indicaron muchas cifras desastrosas. 

La deuda pública, durante el gobierno de la Hermandad, aumentó en un 23,36% después de registrar 1527,38 mil millones de libras, en comparación con el período de 2012, ya que los niveles de deuda estaban 1238,11 mil millones de libras, y la relación entre la deuda pública interna y el PIB subió en aproximadamente un 10%, después de aumentar del 79% a cerca del 89%; además de la continua erosión de la reserva de efectivo en dólares en el Banco Central, llegando a unos 14,93 mil millones de dólares, en lugar de 15.530 millones de dólares, una disminución de 3,8%.

El papel de las Fuerzas Armadas en la protección del pueblo:

Las Fuerzas Armadas egipcias fueron capaces de dar un ejemplo al mundo al preservar las vidas, las instalaciones, y protegerlas de la opresión del grupo terrorista, en junio de 2013. El ejército no abandonó ni abandonará un día a su pueblo, por mucho que los grupos terroristas lo intenten.

El 1 de julio, la Comandancia General de las Fuerzas Armadas emitió un comunicado a las cuatro de la tarde, hora de El Cairo, en el cual mencionó que el pueblo probablemente recibiría una respuesta a su movimiento y a su llamada, pidiendo de cada parte a asumir la responsabilidad en estas peligrosas circunstancias que rodean al país. Y destacó que la seguridad nacional del Estado está en grave riesgo debido a los acontecimientos que se están ocurriendo en el país; y que las fuerzas armadas da 48 horas para que todos atiendan las demandas del pueblo.

El 3 de julio, las Fuerzas Armadas se reunieron con líderes políticos, religiosos y juveniles; y aproximadamente a las nueve de la noche, hora de El Cairo, la televisión emitió una declaración del entonces Ministro de Defensa, el General Abdel Fattah Al-Sisi, en la que puso fin a la presidencia de Mohamed Morsi para Egipto y presentó una hoja de ruta política para el país acordada en la reunión, que incluye la entrega del poder al Jefe del Tribunal Constitucional Supremo; explicando que tiene la autoridad para emitir declaraciones constitucionales, celebrar elecciones presidenciales anticipadas, formar un gobierno de competencias nacionales, y formar un comité de los corrientes políticas y expertos constitucionales para revisar la Constitución de 2012, que fue suspendida temporalmente. El comunicado pide al Tribunal Constitucional Supremo que acelere la emisión de la ley electoral de la Cámara de Representantes.

Esta declaración despertó una gran alegría entre los que exigían el derrocamiento de Morsi, que se reunieron en las calles y plazas de todo el país de una forma única y sin precedentes, estimada en unos 33 millones de egipcios, diciendo "El ejército y el pueblo son una sola mano."

El 4 de julio se entregó el poder al presidente del Tribunal Constitucional Supremo, el consejero Adly Mansour, hasta que se celebren elecciones presidenciales, se enmiende la Constitución de 2012, y se aplique la hoja de ruta y sus tres derechos que se consideran los pilares del Estado (Presidente elegido, una nueva Constitución y una Cámara de Representantes).

- En cuanto a la lucha contra el terrorismo y la violencia armada, las Fuerzas Armadas y la Policía lograron, con el apoyo popular, asediar al terrorismo, detener su propagación, y perseguirlo allí donde se encuentre, a pesar del gran apoyo externo que reciben los grupos terroristas en materia de financiación, y el apoyo político y mediático. Egipto ha sobrevivido solo, ha hecho preciosos sacrificios, y ha sido capaz de seguir consiguiendo grandes éxitos y proteger a su pueblo, e incluso a la región y al mundo entero.

Al final, nos paramos ante una frase que el Pesidente Abdel Fatth Al-Sisi dijo en su tuit con motivo del séptimo aniversario de la revolución del 30 de junio, diciendo: "La historia se detendrá mucho ante la gloriosa revolución del 30 de junio, y permanecerá viva en la memoria de todas las generaciones, con lo que ha establecido de principios de orgullo, dignidad, patriotismo y la preservación de la identidad auténtica de Egipto del secuestro" .

7 años de la revolución del desarrollo:

Durante los últimos 7 años, se completó la estabilización de los pilares del Estado y la reconstrucción de sus instituciones nacionales; incluyendo una constitución y una autoridad ejecutiva, legislativa, y judicial, ya que fue capaz de eliminar los sedimentos del pasado, restaurar su posición e influencia política a nivel regional e internacional, interactuar positivamente con los asuntos de la nación árabe, y mejorar el papel egipcio-africano antes, durante y después de su presidencia de la Unión Africana.

Ha habido muchos ejemplos de desafío e insistencia en el éxito y en el camino del desarrollo desde que el Presidente Abdel Fattah El-Sisi asumió el cargo en junio de 2014.

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To