27 January 2023 01:33 PM

Palabra del Presidente Al-Sisi durante la celebración del lanzamiento de la Estrategia Nacional de Derechos Humanos

Saturday، 11 September 2021 - 12:00 AM

En el nombre de Dios, el más Bondadoso y el más Misericordioso,

Señoras y señores... honorable asistencia,

Al comenzar mi discurso de hoy ante ustedes, con motivo del lanzamiento de la primera Estrategia Nacional de Derechos Humanos, me quisiera darles la bienvenida a todos ustedes, ya sean colaboradores en la elaboración de esta estrategia o sean egipcios e invitados extranjeros que comparten con nosotros ese momento luminoso de la historia contemporánea de Egipto, que considero un paso serio hacia el avance de los derechos humanos en Egipto, teniendo en cuenta la importancia de este campo vital para evaluar el avance y el progreso de las sociedades.

En este  contexto, quiero señalar que Egipto fue uno de los primeros Estados que contribuyeron en la formulación de la Declaración Global de los Derechos  Humanos en 1948, ya que su contribución en esta ámbito no se detuvo en esta fecha, sino que continuó hasta ahora con una profunda creencia y una convicción nacional sobre la importancia de adoptar un acercamiento integral y serio para reforzar, y proteger los derechos humanos, y las libertades fundamentales.

Y aquí estamos hoy, donde el gobierno egipcio lanza su primera Estrategia Nacional de Derechos Humanos, que es el resultado de los incansables esfuerzos realizados por el Comité Superior Permanente de Derechos Humanos a lo largo de más de un año. Quiero apreciar la metodología, con la que se ha elaborado esta estrategia, basada en una amplia participación y consulta que responde a las aspiraciones y esperanzas del pueblo egipcio.

También, me gustaría agradecer al Consejo Nacional de Derechos Humanos, a los representantes de la sociedad civil de varias provincias,  y a los miembros del órgano consultivo por su constructiva contribución en la formulación de esta estrategia

Señores y señoras,

La visión egipcia para los derechos humanos se basa en varios principios fundamentales, entre los que destacan: 

Que todos los derechos y libertades están interrelacionados y son complementarios, y que existe un estrecho vínculo entre la democracia y los derechos humanos, con la importancia de lograr un equilibrio entre los derechos y los deberes, y entre el derecho del individuo y la sociedad, y la necesidad de luchar contra la corrupción para garantizar el disfrute de los derechos y las libertades.

El compromiso de proteger los derechos y las libertades, y promover su respeto se realiza mediante las legislaciones y las políticas públicas por un lado, y la implementación de estas legislaciones y políticas por parte de las diferentes instituciones y mecanismos nacionales, por otro; que son los aspectos que la estrategia nacional de derechos humanos ha tenido en cuenta.

Respecto al nivel de las legislaciones y las políticas públicas, los esfuerzos del Estado se basan sobre los principios y las obligaciones constitucionales y legales. La constitución ha logrado un salto cualitativo al respecto, ya que estableció los principios de la ciudadanía, la igualdad en los derechos y deberes sin cualquier discriminación, e hizo de la igualdad de oportunidades una base para la construcción de la sociedad.

La constitución, también, garantiza la independencia del poder judicial como principal medio de justicia que garantiza la aplicación efectiva de todos los derechos. La estructura legislativa egipcia es rica con muchas garantías necesarias para promover y respetar los derechos humanos, "Todos son iguales ante la ley".

También, El Estado egipcio afirma su compromiso de respetar y proteger el derecho a la seguridad física, la libertad personal, el ejercicio de la política, la libertad de expresión, y la formación de asociaciones civiles; así como el derecho a litigar, ya que Egipto siempre recibe con satisfacción la pluralidad de opiniones, incluso sus diferencias, siempre que respete las libertades de los demás. A través de una crítica constructiva y participativa, Egipto pretende realizar lo mejor a favor de Egipto y su pueblo. 

Egipto ha adoptado, y sigue adoptando la libertad de pensamiento, creatividad y expresión, lo que se ha traducido en una contribución egipcia pionera en su entorno regional en "el arte, la literatura y la cultura". Más bien, este campo ha recibido el apoyo directo de los dirigentes del Estado para alentar a los cuadros que trabajan en él.

Paralelamente, tenemos la firme convicción de la importancia de intensificar los esfuerzos para lograr una justicia rápida, así como las garantías de un juicio justo. El Estado se esfuerza de forma incesante y continua por subrayar los valores de la ciudadanía, la tolerancia y el diálogo, y por combatir la incitación a la violencia y la discriminación.

Asimismo, Egipto cuenta con una rica estructura institucional nacional que trabaja para promover el respeto y la protección de los derechos humanos, y que está sujeta a un desarrollo continuo. La creación del Comité Supremo Permanente para los Derechos Humanos supuso un importante adición que apoyaría y reforzaría la acción nacional coordinada en este ámbito, y junto a él existen unidades y departamentos especializados en derechos humanos en todos los ministerios, gobernaciones, y autoridades relevantes. Los Consejos Nacionales de las Mujeres, la Infancia, la Maternidad, y de las Personas con Capacidades Especiales desempeñan un papel destacado en la promoción de los derechos de estos grupos.

El Consejo Nacional de Derechos Humanos, como institución nacional independiente para los derechos humanos, de acuerdo con sus competencias en el marco de la Constitución, desempeña un papel fundamental y activo en el ámbito de la consolidación de los principios pertinentes y la concienciación sobre los mismos, y presenta sus informes anuales al Estado.

La sociedad civil se presenta como un importante socio principal en el proceso de promoción y protección de los derechos humanos en todas sus dimensiones políticas, económicas y sociales; difundiendo la conciencia de los derechos humanos en la sociedad, fomentando la cultura del trabajo voluntario, y contribuyendo a los esfuerzos para combatir el extremismo y las tendencias contrarias a los valores de nuestra sociedad egipcia. No cabe duda de que las contribuciones y los logros de la sociedad civil son evidentes y su colaboración con el Estado es indispensable.

De ahí, ordenó al gobierno que reconsiderara la anterior ley de la sociedad civil, lo que dio lugar a la promulgación de la nueva ley que regula la práctica de la obra civil, incluidas las facilidades y garantías que tiene para potenciar la obra civil; tras un diálogo social, en el que participaron mil trescientas ONG egipcias y extranjeras.Con la promulgación del reglamento ejecutivo de esta ley se inicia una nueva fase de colaboración entre el gobierno y la sociedad civil basada en los fundamentos de la cooperación y el respeto a la ley.

En el plano de los derechos civiles y políticos, prestamos especial atención a la promoción del derecho a la participación en la vida política y pública como un componente importante para el avance en todos los ámbitos de los derechos humanos; y que contribuye a consolidar las bases de la democracia y el Estado de Derecho.

Para potenciar estos derechos, se han elaborado y actualizado muchas legislaciones nacionales y se han creado varios organismos y entidades independientes para regular el ejercicio de estos derechos y garantizar su disfrute.

La vida política y pública de Egipto fue testigo de una intensa actividad durante el último periodo, que culminó con la consecución de todos los derechos constitucionales que garantizaron la expresión de la libre voluntad del pueblo a través de las elecciones presidenciales y parlamentarias, ya que los representantes del pueblo asumieron sus responsabilidades al expresar libremente sus visiones para conseguir la trayectoria nacional, y evaluar el poder ejecutivo mediante una ronda parlamentaria llena de interacciones y las afiliaciones políticas, en pos del bien común

Nuestras instituciones legislativas, también, se han completado con la creación del Senado, y sus elecciones para que desempeñe su función junto a la Cámara de Representantes. Se ha creado la Autoridad Electoral Nacional como entidad independiente y permanente especializada únicamente  en la gestión de elecciones y referéndums en todas sus fases; de forma que garantice su transparencia y fomente la participación política.

Además, se han desarrollado y actualizado varias legislaciones que garantizan al ciudadano egipcio el ejercicio de sus derechos políticos, como la ley de ejercicio de los derechos políticos, la ley de los partidos políticos, la ley de la Cámara de Representantes, la ley del Senado, la ley de las elecciones presidenciales, la ley de división de los distritos electorales, y la ley que regula el ejercicio de la función pública. Estas leyes representaron un salto importante y cualitativo para garantizar el ejercicio de los derechos y libertades políticas.
 
Respecto al nivel de la libertad de la religión y creencia, Egipto, un país con un rico patrimonio religioso, sigue esforzándose sin cesar por subrayar los valores de la ciudadanía, la tolerancia, el diálogo, y luchar contra la incitación a la violencia y la discriminación. El estado egipcio ha logrado un avance notable en este campo, garantizando la igualdad entre las personas de una misma patria en los derechos y deberes; y como evidencia, encontramos la promulgación de la ley de la construcción y restauración de iglesias, por la que se legalizaron las condiciones de unas mil ochocientas iglesias y sus edificios anexos; asimismo se armonizan la presencia de la Mezquita "Al Fatah Al Alim", junto con la Catedral " Natividad de Cristo" en la Nueva Capital Administrativa como testigos a estos esfuerzos y logros.

En cuanto a los derechos económicos, sociales y culturales, la integrada visión de desarrollo del Estado "Egipto 2030" se basa en los conceptos de crecimiento integral, sostenible y equilibrado, que permite una distribución justa de los beneficios del desarrollo, logrando los mayores niveles de integración social para todos los grupos, y garantizando los derechos de las generaciones actuales y futuras al utilizar los recursos.

La magnitud de los logros que hemos alcanzado durante los últimos siete años a través de grandes proyectos nacionales en todas las partes de Egipto refleja las capacidades nacionales, ya sea a nivel de planificación o de ejecución, así como la buena dirección y gestión de los diversos recursos para alcanzar los más altos niveles de desarrollo; lo que reflejó directamente en el nivel de aplicación de los derechos económicos, sociales y culturales, especialmente en cuanto al derecho de una vivienda adecuada, de una atención sanitaria adecuada, de un trabajo regular, de una alimentación sana, de agua potable, y de un saneamiento avanzado, y de una educación de calidad.

El Estado ha prestado especial atención a las medidas de protección social a la hora de aplicar el programa de reforma económica con el objetivo de mitigar su impacto en los grupos de bajos ingresos y los necesitados; adoptando numerosas políticas, programas e iniciativas, entre las que destacan la iniciativa "Solidaridad y Dignidad" y la iniciativa "Una vida digna" para el desarrollo de las aldeas egipcias habitadas por más de la mitad de la población egipcia, y muchas otras iniciativas nacionales.

Durante los últimos años, Egipto pudo dar grandes pasos hacia la consecución de la igualdad y el empoderamiento de las mujeres, ya que obtuvo 128 escaños en la Cámara de Representantes en las elecciones de 2021, con una tasa superior al 28%. De hecho, las mujeres egipcias se han convertido en juezas y ministras con un total de ocho ministras en el gobierno actual, con una tasa cercana al "25" %", así como la igualdad salarial entre mujeres y hombres sin discriminación por razón de género.

El Estado egipcio siguió adelante con el desarrollo de la estrategia 2030 para empoderar a las mujeres al nivel político, económico, y social. El interés del gobierno egipcio no se detuvo ahí, al contrario, prestó la debida atención a la promoción de los derechos de los niños, las personas con capacidades especiales, consiguiendo sus esperanzas y aspiraciones. Tenemos una fuerte voluntad política que apoya a los asuntos de los grupos más favorecidos, y no escatimamos esfuerzos para lograr sus esperanzas y aspiraciones; lo que ha manifestado su impacto en la traducción de los derechos constitucionales garantizados a ellos en numerosas leyes, estrategias, políticas y programas ejecutivos.

En cuanto a los jóvenes, el Estado se ha esforzado en atenderles, desarrollar sus capacidades, y permitirles participar en la vida pública, y en ofrecerles oportunidades de empleo; y partiendo de la importancia de su apertura al otro, y del conocimiento de múltiples culturas, nos hemos dedicado a ofrecer foros adecuados para ello, y en el centro de los cuales se encuentra el "Foro Mundial de la Juventud", que Egipto se esfuerza en organizarlo anualmente, y que esperamos reanudar pronto tras el final de la pandemia de la "Corona" y las medidas de precaución que impone.

El Estado, también, prestó atención a la preparación de cuadros jóvenes capaces de contribuir en las responsabilidades nacionales; por eso en 2017 se creó la "Academia Nacional de Formación de la Juventud", en la que los jóvenes se involucraron en la formulación y ejecución de los planes de desarrollo; y algunos de ellos incluso se convirtieron en diputados de ministros, gobernadores y representantes del pueblo en el Parlamento, ya que la academia incluye programas de calificación para perfeccionar sus habilidades y prepararlos.

Damas y cabelleros,

Me gustaría subrayar una vez más que esta primera estrategia nacional surge de una autofilosofía egipcia que cree en la importancia de lograr la integración en el proceso de la mejora de la sociedad, que no puede completarse sin una estrategia nacional clara para los derechos humanos que aborde los retos y los trate, teniendo en cuenta los principios y valores de la sociedad egipcia.

Por ello, me he preocupado de los distintos ejes de los derechos humanos desde una perspectiva integral y un concepto global de los mismos, y en la creencia de que la lección siempre está en la aplicación, instruyo al Comité Superior Permanente de Derechos Humanos para que continúe aplicando los encargos que le han sido encomendados, y también asigno al gobierno que adopte todas las medidas que lo potencien, y entre ellos destacan :

Primero :

-Continuar los esfuerzos para integrar los objetivos y principios de los derechos humanos en las políticas públicas del Estado, y en el marco de la aplicación de la "Estrategia de Desarrollo Sostenible, Visión de Egipto 2030".

Segundo :

-Invitar a las entidades políticas y a las organizaciones de la sociedad civil a interesarse por el enriquecimiento de la experiencia política egipcia, y construir cuadros formados, ampliando el círculo de participación y expresión de la opinión en un clima de interacción creativa y diálogo objetivo.

Tercero :

-Garantizar la distribución equitativa de los frutos del desarrollo y el derecho de toda persona a disfrutar de un nivel de vida adecuado para sí misma y su familia; de forma que le proporcione lo que satisfaga sus necesidades básicas.

Cuarto :

-Reforzar la comunicación con las distintas instituciones de la sociedad civil y darlos todas las facilidades para la aplicación efectiva de la ley, que regula el ejercicio de la obra civil y su reglamento ejecutivo, para proporcionarles un ambiente adecuado para que trabajen como un socio clave a fin de lograr el desarrollo y difundir la cultura de los derechos humanos en la sociedad.

Quinto:

-Prestar atención a la hora de aplicar la visión integral de la reforma administrativa para establecer un aparato administrativo eficiente y eficaz que siga los mecanismos del buen gobierno, que esté sujeto a la rendición de cuentas, reciba la aprobación de los ciudadanos al nivel de los servicios que se les prestan, y se caracterice por la eficiencia, la justicia y la no discriminación.

Sexto :

-Desarrollar el sistema de recepción y seguimiento de las denuncias en el ámbito de los derechos humanos para responder de forma rápida y eficiente a las mismas, y comunicarse efectivamente con las autoridades competentes en relación con ellas.

Séptimo:

-Intensificar los esfuerzos nacionales para crear capacidades y la formación en el ámbito de los derechos humanos.

Antes de concluir mi discurso ante ustedes, quisiera declarar el año 2022 como el "Año de la Sociedad Civil", a la que invito a seguir trabajando con ahínco y diligencia al lado de las instituciones del Estado egipcio, para lograr un desarrollo sostenible en todos los ámbitos, y para difundir la cultura de los derechos humanos, contribuyendo a la realización de las esperanzas y ambiciones del  gran pueblo egipcio.

Damas y caballeros ... honorable asistencia,

Egipto reafirma su respeto por todas las obligaciones acordadas, en virtud de tratados relacionados con los derechos humanos y las libertades fundamentales; lo que busca es asegurar que la sociedad egipcia disfrute de sus plenos derechos; de manera que garantice la seguridad y estabilidad del país, lo que requiere un esfuerzo más sincero y duro trabajo para mejorar el proceso de derechos humanos.

El pueblo de Egipto siempre merece lo mejor, y las instituciones gubernamentales y civiles egipcias continuarán su búsqueda nacional para lograr ese objetivo. Egipto, en la cúspide del establecimiento de una "Nueva república", no ha olvidado el inicio de una era futura en su historia dilatada sin preparar una estrategia nacional para los derechos humanos, en creencia de su importancia en la continuación y renovación del estado nacional; así como en reforzar los esfuerzos continuos para garantizar la preservación de la dignidad del ciudadano egipcio.

Gracias... Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sean con ustedes.

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To