27 May 2022 01:35 PM

El presidente Al-Sisi recibe al presidente de Argelia

Tuesday، 25 January 2022 - 12:00 AM



El presidente Abdel-Fattah Al-Sisi recibió, el lunes 24/1/2022 en el Aeropuerto de El Cairo, al presidente argelino Abdelmajid Tebboune, que es un querido invitado en su segundo país, Egipto, en una visita de trabajo de dos días.

Eventos del martes 25-01-2022



El presidente Abdel Fatah Al Sisi ha recibido, hoy el 25 de enero de 2022,  al presidente Abdelmajid Tebboune, presidente de la República Argelina, en el Palacio de Itehadia, donde se ha celebrado la ceremonia de recepción oficial, se han interpretado los dos himnos nacionales y ha desfilado la guardia de honor.



El portavoz oficial de la Presidencia de la República declaró que el Presidente mantuvo una sesión de conversaciones bilaterales con el presidente argelino, a la que siguió una sesión ampliada de conversaciones; en presencia de las delegaciones de los dos países, donde Su Excelencia acogió con satisfacción la visita de su hermano, Tebboune, como querido invitado en Egipto; especialmente en ese momento delicado; en el que la región pasa por varios acontecimientos sucesivos, expresando el aprecio y el afecto del liderazgo y pueblo de Egipto por los estrechos lazos históricos que unen ambos países hermanos. 

El Presidente subrayó, también, la importancia de proseguir el ritmo de las consultas y la coordinación periódicas e intensas entre Egipto y Argelia sobre las cuestiones regionales de interés común al más alto nivel; lo que refleja el compromiso de los dos países de profundizar la firme alianza estratégica que los une, y refuerza la unidad de las filas árabes y africanas conjuntas para hacer frente a los diversos retos que afronta a la región en la actualidad.

Por su parte, el presidente argelino expresó su agradecimiento por la cálida acogida, destacando que su actual visita a Egipto es una continuación de las distinguidas relaciones entre los dos países hermanos; y lo que los une de un destino común y un futuro, y en apoyo de los marcos de la cooperación bilateral en varios niveles, expresando su esperanza de que esta visita añadirá impulso a los lazos sólidos y extendidos que combina los dos países a nivel oficial y popular.

El Portavoz declaró que las conversaciones abordaron las formas de mejorar las relaciones bilaterales entre los dos países a todos los niveles, ya que se expresó la satisfacción por el nivel de cooperación y coordinación existente entre ambos países; al tiempo que se subrayó la importancia de su apoyo en beneficio de los dos países y pueblos hermanos, a través de aprovechar de manera óptima todas las oportunidades disponibles para mejorar la integración entre ellos; así como aprovechando los resultados positivos logrados durante las visitas intercambiadas entre altos funcionarios de los dos países, además de preparar la celebración de la próxima sesión del Comité Superior Conjunto a nivel de los primeros ministros de los dos países lo antes posible; especialmente que la última sesión se celebró en 2014 en El Cairo.

Asimismo, las conversaciones fueron testigos del intercambio de visiones sobre una serie de cuestiones regionales e internacionales de interés común, ya que las visiones de ambas partes coincidieron en la necesidad de reforzar los esfuerzos conjuntos y la coordinación vigorosa entre los dos países hermanos hacia los sucesivos desarrollos, que se están produciendo en su entorno geográfico, como pilar principal para proteger la seguridad nacional árabe y africana.

La asociación estratégica entre Egipto y Argelia también se puso de relieve en el marco de la lucha contra el terrorismo y todas las formas de delincuencia organizada a nivel regional; sobre todo mediante la cooperación y la coordinación militar e informativa en la región del Sahel, habida cuenta de que Egipto y Argelia se enfrentan a los mismos retos y comparten la misma visión a este respecto, que se basa en la importancia de trabajar para proporcionar seguridad y desarrollo económico en la región; así como en los esfuerzos concertados de la comunidad internacional para alcanzar soluciones políticas para las crisis que sufren algunos países de la región; de forma que se preserven la integridad territorial de dichos países, su soberanía y las capacidades de sus pueblos.

En este contexto, se trataron los últimos acontecimientos en el expediente libio, y ambos presidentes acordaron intensificar la coordinación de visiones y posiciones en relación con los mecanismos de resolución de la crisis libia; especialmente con la sensibilidad del momento actual, teniendo en cuenta la importancia de seguir apoyando todos los esfuerzos encaminados a la estabilidad, la unidad y la integridad territorial de Libia, y a preservar sus instituciones nacionales.

En este sentido, se confirmó la necesidad de trabajar para consolidar el alto de fuego, y retirar todas las fuerzas extranjeras, los mercenarios y los combatientes extranjeros del territorio libio, especialmente con el impacto directo que esto tiene en la seguridad nacional egipcia y argelina; así como impulsar el fin de la fase de transición y no permitir el fracaso de las aspiraciones del hermano pueblo libio en este sentido, mediante la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

También, se trató la cuestión de las aguas del Nilo y los últimos acontecimientos relativos a las negociaciones sobre la Presa del Renacimiento, ya que coincidieron en la importancia de alcanzar un acuerdo legal justo, equilibrado y vinculante sobre el llenado y la explotación de la presa; de forma que se logren los intereses de los tres países y se preserve la estabilidad regional, haciendo hincapié en la necesidad de demostrar la buena fe y la necesaria voluntad política de todas las partes en las negociaciones.

Además, hablaron de la evolución de la cuestión palestina, donde el presidente de Argelia apreció los esfuerzos egipcios en este contexto; especialmente con respecto a la consolidación del alto el fuego entre las partes palestina e israelí. Los dos presidentes subrayaron la importancia de emprender la vía de un acuerdo político para alcanzar una solución justa, global y duradera de la cuestión; de acuerdo con las referencias internacionales.



Una declaración conjunta

El presidente Abdel Fattah Al-Sisi y el presidente argelino Abdel Majid Tebboune dieron instrucciones para intensificar la coordinación durante el próximo período para activar los mecanismos de la acción árabe conjunta en el marco de la Liga de Estados Árabes. 

El presidente Al-Sisi expresó su satisfacción por el hecho de que Argelia acoja la próxima Cumbre Árabe, mostrando su confianza en el éxito de la hermana República de Argelia en acoger los trabajos de la cumbre de manera óptima, considerando la cumbre como una estación importante para unificar las visiones árabes sobre diversos temas, y reforzar los marcos de cooperación y coordinación entre los países árabes.

Esto fue en una declaración conjunta, con motivo de la visita del presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, a El Cairo los días 24 y 25 de enero de 2022. El texto de la declaración es el siguiente:

A partir de los lazos históricos que unen a la República Árabe de Egipto y a la República Argelina Democrática y Popular, el presidente Abdelmadjid Tebboune, presidente de la República Argelina Democrática y Popular, realizó una visita de hermandad y de trabajo a El Cairo los días 24 y 25 de enero, 2022; por invitación de su hermano el presidente Abdel Fattah El-Sisi, presidente de la República Árabe de Egipto, donde fue recibido en el Palacio de Itehadia en Heliópolis, y se celebró una ceremonia de recepción oficial para él, seguida de una reunión individual entre los dos presidentes. También, se celebró una amplia sesión de conversaciones, en la que participaron miembros de las delegaciones de los dos países.

Durante la reunión, se discutieron varios aspectos de las relaciones entre la República Árabe de Egipto y la República Argelina Democrática y Popular, y las formas de avanzarlas para satisfacer las aspiraciones de los dos pueblos hermanos y maximizar sus intereses comunes; a la luz de la unidad de destino y los objetivos comunes que los unen.

Los dos presidentes destacaron el carácter estratégico y distinguido de las relaciones bilaterales y acordaron impulsar los marcos de cooperación bilateral entre ambos países, mediante la activación de los mecanismos de consulta y coordinación entre ellos a todos los niveles. En este sentido, dirigieron celebrar la próxima sesión del Comité Supremo Conjunto entre Egipto y Argelia, con la presidencia de los Primeros Ministros de ambos países, y el mecanismo de la conversación política a nivel de los dos ministros de Asuntos Exteriores, durante el primer semestre de este año.

También, se discutieron las relaciones de cooperación económica entre Egipto y Argelia, ya que los dos presidentes expresaron su voluntad de seguir trabajando en su desarrollo, aumentar las inversiones mutuas y aprovechar al máximo el clima atractivo de inversión en los dos países; así como aumentar las tasas de intercambio comercial, fortalecer las asociaciones e intercambiar experiencias en los diversos campos para apoyar los esfuerzos de los dos países en cuanto a lograr el desarrollo y la prosperidad, aumentar las tasas de intercambio comercial y mejorar el rendimiento de la economía.

En base a su convicción firme de que la seguridad nacional árabe es un bloque y no se separa; lo que implica el esfuerzo y la solidaridad árabe para preservarlo y la activación de los mecanismos de la acción árabe conjunta, los dos mandatorios ordenaron intensificar la coordinación durante el próximo periodo para activar los mecanismos de la acción árabe conjunta en el marco de la Liga de Estados Árabes.

En el plano internacional y regional, los dos presidentes destacaron la importancia de la coordinación entre los dos países hermanos a nivel árabe, africano, mediterráneo e internacional, subrayando la necesidad de consolidar la intención de consulta y coordinación; de manera que se maximicen los intereses de los dos pueblos hermanos.

En este contexto, los dos presidentes repasaron los asuntos de la escena árabe, afirmando la importancia de preservar la seguridad nacional árabe; a la luz de los graves desafíos a los que se enfrenta la región, y destacando la necesidad de reforzar el concepto de “Estado nacional” , apoyar el papel de sus instituciones a fin de satisfacer las aspiraciones de los pueblos árabes y rechazar los intentos de injerencia externa en los asuntos del mundo árabe; y acordaron la importancia de apoyar los marcos y mecanismos de la acción árabe conjunta y los esfuerzos relevantes de la Liga de Estados Árabes para proteger los intereses árabes.

Los dos presidentes discutieron los últimos desarrollos de la cuestión palestina como tema central de la nación árabe, y hablaron de los esfuerzos para preservar los derechos del hermano pueblo palestino, lograr sus legítimas aspiraciones y esperanzas respecto al establecimiento de su Estado independiente; según las líneas del 4 de junio de 1967, con Jerusalén Este como su capital, y movilizar los esfuerzos regionales e internacionales pertinentes.

El presidente argelino, Abdelmajid Tebboune, elogió los sinceros esfuerzos de Egipto para lograr la reconciliación palestina y la reconstrucción de la Franja de Gaza; y el presidente Al Sisi acogió con satisfacción el esfuerzo argelino en este sentido.

Además, se habló de la evolución de la crisis libia, y ambos presidentes afirmaron que la solución a la crisis, que vive este país hermano, debe ser libia a través del consenso de su pueblo para garantizar la unidad y la soberanía de su territorio. Asimismo, exigieron la salida de todas las fuerzas extranjeras, los mercenarios y los combatientes extranjeros del territorio libio, y subrayaron la importancia de celebrar las elecciones presidenciales y parlamentarias libias; de forma que el hermano pueblo libio pueda expresar su libre voluntad y alcanzar sus legítimas esperanzas.

Por otra parte, los dos presidentes coincidieron en la necesidad de apoyar la estabilidad de la situación en Sudán, y respetar su soberanía e integridad territorial; ya que esto representa una gran importancia para lograr la paz y la seguridad en el continente africano.

Y destacaron la importancia de apoyar los esfuerzos de lograr la estabilidad en la región del Sahel y el Sáhara a la luz de las actuales condiciones de seguridad, que está presenciando; de manera que impida la expansión de las actividades de los grupos terroristas y extremistas en esta región, y garantice la asistencia de los países de Sahel para superar los retos a los que se enfrentan; incluida la intensificación de los cursos de formación impartidos a sus cuadros en materia de lucha contra el terrorismo.

Los dos presidentes refirieron a la importancia de la cooperación conjunta entre los dos países con el fin de mejorar el sistema de la Unión Africana para lograr la integración continental y económica, a través de la coordinación entre la Unión Africana y las agrupaciones económicas regionales; lo que permitiría alcanzar los objetivos de la Agenda de Desarrollo Africano 2063; y también destacaron la necesidad de una acción conjunta para mejorar el papel de la Unión Africana para que pueda cumplir con sus deberes de lograr las aspiraciones de los pueblos del continente africano.

Los dos presidentes trataron, también, el tema de la Presa del Renacimiento y la importancia de las aguas del Nilo para el pueblo egipcio, y coincidieron en la necesidad de alcanzar un acuerdo legal vinculante que regule el proceso de llenado y explotación de la presa; de forma que se logren los intereses de los tres países, Egipto, Sudán y Etiopía, de manera justa y equitativa.

A nivel internacional, los dos líderes subrayaron la necesidad de establecer relaciones internacionales sobre la base de la Carta de las Naciones Unidas y de los principios establecidos en este marco; entre los que destacan el respeto a la soberanía de los Estados y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados miembros de las Naciones Unidas.

Por su parte, el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, elogió que Egipto acoja este año la Cumbre sobre el Cambio Climático, apuntando a la importancia de este evento y la necesidad de aprovechar esta nueva oportunidad para avanzar en la satisfacción de las necesidades especiales de los países árabes y africanos, que siguen siendo más vulnerables y afectados por este fenómeno.

Los dos presidentes abordaron la crisis de la pandemia de Corona y sus diversos efectos en las condiciones sanitarias, económicas y sociales de todo el mundo, y alentaron la tendencia de que los países árabes posean los elementos de seguridad y autosuficiencia sanitaria.

Además, instruyeron el fortalecimiento de la cooperación en el ámbito de la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, e hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para que adopte un enfoque global para hacer frente a este fenómeno en sus diversas dimensiones de seguridad, económica, social, de desarrollo, intelectual e ideológica; a través de enfrentar a todas las organizaciones terroristas, socavar su capacidad de atraer y reclutar nuevos elementos, y secar sus fuentes de financiación.

Por último, el presidente argelino, Abdelmajid Tebboune, reiteró su alegría por la buena acogida y la hospitalidad, que él y la delegación que le acompaña han recibido en El Cairo, invitando a su hermano, el presidente Abdel Fattah El-Sisi, a visitar Argelia, y Su Excelencia acogió con satisfacción esta invitación, dado que la fecha se fijará posteriormente por vía diplomática.

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To