02 October 2022 06:01 PM

Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) Egipto 2022

Friday، 13 May 2022 - 12:00 AM

La República Árabe de Egipto acogerá la 27ª sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2022, del 7 al 18 de noviembre de 2022, que se celebrará en Sharm El-Sheikh. Esta reunión permitirá avanzar las conversaciones sobre el clima a nivel mundial, movilizará la acción y proporcionará una importante oportunidad para considerar los impactos del cambio climático en África.

El Ministerio de Medio Ambiente egipcio declaró, en un comunicado emitido el jueves 11-11-2021: "Egipto acogerá oficialmente la próxima Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP27 en Sharm El-Sheikh en 2022, después de que se anunciara la selección de Egipto para acoger la próxima sesión durante la Conferencia de Glasgow, que se celebró en noviembre de 2021.

Desde que se anunció que Egipto acogerá oficialmente la próxima Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), se ha formado un comité superior, encabezado por el primer ministro Mostafa Madbouly, con la participación de ministros y funcionarios interesados en organizar la conferencia. Esta conferencia dará una imagen que refleja al mundo los esfuerzos de Egipto en el apoyo a las cuestiones relacionadas con el cambio climático, y su papel con la comunidad internacional para hacer frente a los desafíos relacionados con el fenómeno del cambio climático.

La cuestión del cambio climático se sitúa a la cabeza de los retos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad, después de que se haya demostrado con pruebas científicas que la actividad humana desde la revolución industrial hasta ahora ha causado, y sigue causando, graves daños que sufren todos los países, sociedades y sectores de la actividad económica; lo que exige una acción colectiva urgente para reducir las emisiones que provocan el cambio climático, al tiempo que se trabaja en paralelo para adaptarse a los efectos negativos del cambio climático.

Por eso, Egipto ha colocado la cuestión del cambio climático a la cabeza de sus esfuerzos debido a su ubicación en el centro de las regiones del mundo más afectadas por el cambio climático. A pesar de que históricamente el continente africano es lo que menos ha contribuido al total de las emisiones carbónicas globales, pero es una de las regiones más afectadas y perjudicadas por los impactos del cambio climático como: el aumento de la frecuencia y la gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos, la subida del nivel del mar, la desertificación y la perdida de la biodiversidad; además de que estos fenómenos amenazan los medios de vida del ser humano, su actividad económica, su seguridad hídrica y alimentaria y su capacidad de lograr sus objetivos legítimos de desarrollo y la erradicación de la pobreza.

Por ello, Egipto se ha empeñado en los últimos años en incorporase firmemente y desempeñar un papel influyente en la orientación de la agenda de la acción colectiva internacional en este sentido, ya que el presidente Abdel Fattah El-Sisi presidió el Comité de Presidentes Africanos sobre el Cambio Climático en 2015 y 2016, y puso en marcha dos iniciativas africanas de gran importancia; la primera tiene que ver con las energías renovables en África, y la otra con el apoyo a los esfuerzos de adaptación en el continente.

En 2018, Egipto presidió el Grupo de los 77 y China en las negociaciones sobre el cambio climático; así como el Grupo de Negociadores Africanos, por lo que fue el portavoz de los países en desarrollo, especialmente los africanos, y lo que expresa sus visiones y prioridades en esta cuestión vital.

Egipto ejerce la presidencia de la Conferencia de los Estados Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP27 en un momento muy delicado, ya que llega en un momento en el que la economía mundial aún no se ha recuperado de las consecuencias de la pandemia de Corona, y el mundo asiste a desafortunadas tensiones geopolíticas que, además de sus dimensiones humanas, tendrán efectos negativos que ya estamos viendo en la economía mundial y en las posibilidades de lograr el necesario crecimiento económico sostenible, todo lo cual exige esfuerzos concertados, para que esta conferencia sea un éxito y se consigan los avances deseados en el camino de la reducción de las emisiones y la detención del aumento de las temperaturas que provoca el calentamiento global, que a su vez provoca estos efectos negativos.

La conferencia de Sharm El-Sheikh se celebrará, también, después de que la comunidad internacional lograra durante la Conferencia de Glasgow de 2021 llegar a un acuerdo sobre los detalles de la aplicación del Acuerdo de París y movilizar la voluntad política para mantener el ritmo de aumento de la temperatura en 1.5 grados centígrados; sin embargo, sigue siendo obligatorio que todos los Estados partes trabajen más seriamente para alcanzar un consenso sobre la cuestión de la financiación del clima y la adaptación a sus efectos negativos.

Los países desarrollados aún no han cumplido su compromiso de aportar 100.000 millones de dólares anuales para financiar los esfuerzos de reducción y adaptación a los efectos del cambio climático en los países en desarrollo, teniendo en cuenta que esta cifra es muy inferior a la satisfacción de las necesidades reales de los países en desarrollo para llevar a cabo sus contribuciones para hacer frente al cambio climático. La cuestión de la adaptación con los efectos negativos necesitan medidas y pasos prácticos concretos para apoyar a los países en desarrollo a hacer frente a estos efectos.

Por lo tanto, reconociendo que ha llegado el momento de pasar inmediatamente de la fase de negociación y discusión de los marcos de actuación a la fase de aplicación real sobre el terreno, la presidencia egipcia de la próxima COP tratará de avanzar de forma equilibrada en todos los aspectos de la cuestión; ya sean los relacionados con la reducción de emisiones (mitigación), la adaptación o los medios de apoyo de la financiación, la tecnología, la creación de capacidades, aprovechando los resultados de Glasgow y el impulso político que allí se ha generado.

Además, se destacó que la presidencia egipcia de la conferencia adopta una posición neutral y un enfoque basado en la comunicación con todas las partes y en la escucha de las diversas preocupaciones y las diferentes prioridades; en un esfuerzo por ganarse la confianza de todas las partes y de forma que la presidencia egipcia de la conferencia pueda desempeñar el deseado papel conciliador entre visiones opuestas y permitir un compromiso aceptable para todos.

También, la Presidencia egipcia está poniendo en marcha una serie de iniciativas de carácter práctico para tratar diversos aspectos de la cuestión, incluidas iniciativas globales y regionales o sectoriales que pretenden marcar una diferencia tangible en diversos ámbitos de la acción climática, como la transición justa en el ámbito de la energía, o apoyar los esfuerzos de los países en desarrollo para adaptarse al cambio climático, o la provisión de una financiación adecuada a los proyectos climáticos, etc.; al tiempo que se trabaja para movilizar el apoyo, el respaldo y la financiación para la aplicación de estas iniciativas; de manera que se dé un carácter práctico a los resultados de la conferencia.

La cuestión del clima se ha descrito, con razón, como el mayor reto al que se enfrenta la humanidad hoy en día, ya que el mundo se ha dado cuenta de la necesidad urgente de pasar a un modelo de desarrollo sostenible, después de que quedara claro que el modelo de desarrollo seguido desde la revolución industrial y basado en la búsqueda frenética al crecimiento a cualquier precio y sin apreciar las consecuencias ha conducido a la situación actual.

Por lo tanto, y en la creencia de que la ciencia, con sus hechos y cifras, debe ser la base para la acción en este campo. Llamamos la atención a todas las partes sobre el último informe emitido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el máximo organismo científico neutral en el campo del cambio climático y galardonado con el Premio Nobel 2007 por sus esfuerzos en este campo, que se considera una llamada de atención para poner de manifiesto la gravedad de la situación y subrayar la imposibilidad de continuar con la situación actual tal y como está, y destacar que los esfuerzos realizados hasta ahora; incluidos los futuros compromisos de reducción de emisiones, no alcanzan el objetivo de detener el aumento de la temperatura en 1.5 grados centígrados, y su claro reconocimiento de que las medidas de adaptación también están muy lejos de satisfacer las necesidades de los países y las comunidades afectadas, y la financiación del clima sigue siendo errática e insuficiente.

Por todo ello, en Egipto, somos conscientes de la magnitud de la responsabilidad que se nos encomienda, no escatimaremos esfuerzos para movilizar la voluntad política necesaria para animar a todos los países a adoptar medidas prácticas y ambiciosas para hacer frente a la cuestión del cambio climático. Utilizaremos nuestro peso internacional y regional y nuestras capacidades diplomáticas para animar a los distintos países a alcanzar un consenso sobre todos los aspectos del proceso de negociación; de manera que se garantice el acceso a resultados prácticos tangibles que representen una contribución real a la reducción de las emisiones, a la adaptación a los efectos del cambio climático, a la prestación del apoyo necesario a los países en desarrollo y a la consecución del objetivo deseado de este trabajo colectivo internacional, y preserve la salud de nuestro planeta; al tiempo que se crean oportunidades de desarrollo justas e igualitarias para las generaciones actuales y futuras.

En este contexto, el Dr. Mostafa Madbouly, primer ministro y presidente del Consejo Nacional para el Cambio Climático lanzó la Estrategia Nacional para el Cambio Climático en Egipto 2050, en la celebración organizada por el Ministerio de Medio Ambiente 19-05-2022, que sirve como hoja de ruta para lograr el "tercer sub-objetivo de la visión de Egipto2030", que es "Enfrentarse a los desafíos del cambio climático", ya que la estrategia permite a Egipto planificar y gestionar el cambio climático en diferentes niveles de una manera que apoya el logro de los objetivos económicos y de desarrollo deseados del país, siguiendo un enfoque flexible y de bajas emisiones, en presencia de la Dra. Yasmine Fouad, ministra de Medio Ambiente; así como la Sra. Elena Panova, la coordinadora residente de las Naciones Unidas, representantes de la Cámara de Representantes, la Confederación de Industrias y las Naciones Unidas.

Aunque las emisiones emitidas por Egipto no superan el 0.6% del total de las emisiones mundiales, Egipto es uno de los países más vulnerables a los efectos negativos del cambio climático en muchos sectores como las costas, la agricultura, los recursos hídricos, la salud, la población y las infraestructuras; lo que lleva a añadir un nuevo reto al conjunto de retos a los que se enfrenta Egipto en su búsqueda de los objetivos de desarrollo sostenible y su visión para alcanzar estos objetivos en 2030. La Visión 2030 de Egipto concede importancia a hacer frente a los efectos del cambio climático mediante la existencia de un ecosistema integrado y sostenible que mejore la resiliencia y la capacidad de afrontar a los riesgos.

Egipto siempre ha mostrado su compromiso y seriedad a nivel político en la lucha contra el cambio climático, aprobando y ratificando la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París, y presentando los informes y comunicaciones periódicas requeridas en su marco.

A nivel institucional, en 2019 se reconstituyó el Consejo Nacional para el Cambio Climático, encabezado por el primer ministro, que incluye a representantes de todos los organismos gubernamentales y de la sociedad civil, y que tiene como objetivo formular y actualizar una estrategia nacional integral para el cambio climático, vincularla a la estrategia con el desarrollo sostenible y reunir y concentrar todos los esfuerzos nacionales en el ámbito de los estudios y las investigaciones relacionados con el cambio climático.

En cuanto a la contribución de Egipto a los esfuerzos para reducir las emisiones, se han tomado varias medidas como:

-El establecimiento de un marco para una estrategia de desarrollo de bajas emisiones hasta 2030, que se está actualizando hasta 2050 para abordar los planes de desarrollo nacional y los planes de cambio climático en un marco coherente y armonioso.

-El establecimiento de la Estrategia de Energía Sostenible de Egipto 2035, que tiene como objetivo aumentar la contribución de las energías renovables a la generación de electricidad y mejorar la eficiencia energética, y poner en marcha varios proyectos de energía renovable (como proyectos de energía eólica, proyectos de energía solar con una capacidad de 1.6 gigavatios en Benban, Aswan).

-Las perspectivas de futuro para que Egipto se convierta en un centro energético regional mediante la producción y exportación de energía limpia directamente o a través del hidrógeno verde, el amoníaco y otros.

-Proyectos de transporte sostenible como el metro y el monorraíl, y la mejora de la eficiencia energética en la industria.

-Plantar bosques utilizando aguas residuales tratadas.

- Los proyectos de gestión sostenible e inteligentes de residuos; además se están completando infraestructuras del sistema de residuos para absorber las cantidades de residuos y tener en cuenta el ritmo del futuro aumento de la población.

La pandemia de Corona y las actuales crisis mundiales se consideran un nuevo reto que se suma a los que sufre la economía egipcia debido al cambio climático. Sin embargo, el gobierno egipcio quiere sumarse a la senda de los países que están trabajando para sacar provecho de este calvario, fomentando las inversiones respetuosas con el medio ambiente y el clima; una de las iniciativas más importantes del gobierno son los bonos verdes, que proporcionan facilidades para la realización de estos proyectos, ya que Egipto consiguió emitir los primeros bonos verdes por valor de 750 millones de dólares; lo que sitúa a Egipto en el mapa de la financiación sostenible, y se preparó un marco orientativo para integrar la dimensión medioambiental, en determinadas proporciones, en los proyectos y planes de los países.

La Dra. Yasmine Fouad, ministra de Medio Ambiente, confirmó que la estrategia nacional para el cambio climático sitúa la calidad de vida del ciudadano egipcio como una prioridad; lo que está en consonancia con el primer objetivo estratégico dentro de la estrategia de Egipto para el desarrollo sostenible. La visión de la estrategia se forma de manera que se garantice la protección de los ciudadanos de los efectos del cambio climático; al tiempo que se preserva el desarrollo del país de forma sostenible y se conserven los recursos naturales.

 La visión de la Estrategia Nacional para el Cambio Climático es: "Abordar eficazmente los efectos y las repercusiones del cambio climático de manera que contribuya a mejorar la calidad de vida del ciudadano egipcio, a lograr un desarrollo sostenible, un crecimiento económico sostenible y a preservar los recursos naturales y los ecosistemas; al tiempo que se refuerce el liderazgo de Egipto a nivel internacional en el ámbito del cambio climático".

La ministra explicó que esta estrategia facilitará el proceso de planificación y gestión del cambio climático a diferentes niveles de manera que apoye la consecución de los objetivos económicos y de desarrollo deseados por el país siguiendo un enfoque de bajas emisiones, señalando que la Visión 2030 de Egipto es el paraguas estratégico para el desarrollo del país, ya que la estrategia nacional sobre el cambio climático integra todos los objetivos principales y subsidiarios relacionados con el cambio climático.

Yasmine Fouad añadió que la estrategia se preparó sobre la base de un enfoque consultivo con todas las partes interesadas; además de beneficiarse de las experiencias de países anteriores y de diferentes estrategias de países con circunstancias similares a las de Egipto. Los objetivos estratégicos se elaboraron principalmente sobre la base de los artículos 45 y 46 de la Constitución egipcia, y se tuvo en cuenta la vinculación con los objetivos incluidos en la Visión 2030 de Egipto. 

Los objetivos, también, se basan en los planes y estrategias de desarrollo de diferentes sectores, y se han tenido en cuenta los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y las obligaciones de los tratados internacionales relacionados con el cambio climático.

La ministra indicó que la estrategia fue preparada en dos fases por un equipo asesor local de expertos nacionales. La primera fase incluyó la elaboración de un marco para delimitar los límites de la estrategia, como la definición de la visión, los objetivos principales y subsidiarios, las orientaciones generales, las políticas e instrumentos y las directrices para preparar la estrategia; mientras que en la segunda fase se incluyeron detalles, donde se revisaron los documentos y estrategias nacionales y sectoriales pertinentes; además de revisar las estrategias de otros países en desarrollo como estudios de caso para entender los diferentes enfoques utilizados por otros países, a fin de desarrollar sus estrategias. 

Los beneficios más importantes de acoger la conferencia COP27:

-A nivel económico, contribuirá a la promoción del turismo en Egipto, y será atrayente a las inversiones de las asociaciones internacionales e regionales. 

- Promoverá  la industria, los productos egipcios, la artesanía y las industrias tradicionales que se expondrán al margen de la conferencia. 

-Políticamente, se lo utilizará para abordar las prioridades de las cuestiones egipcias; entre ellas destaca la seguridad hídrica de Egipto, y cómo lo afectará el cambio climático. 

-Contribuirá a apoyar el peso presidencial y la presencia egipcia en los principales foros internacionales como G20, y a presentar iniciativas en el ámbito del cambio climático, el agua y los impactos transfronterizos de los esfuerzos de adaptación y reducción de emisiones.

-Fortalecerá la relación con algunos de los socios principales y ampliará los campos de cooperación para afirmar el peso y la capacidad de Egipto de acoger y administrar las conferencias internacionales.

- Se dará la oportunidad de firmar acuerdos de asociación; además de proporcionar fuentes adicionales de financiación de las organizaciones internacionales para financiar a los proyectos, con el fin de hacer frente al cambio climático en Egipto.

-A nivel medioambiental, la conferencia tendrá un papel muy importante para reforzar los esfuerzos del Estado en la implementación de la Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030, ya que la dimensión medioambiental se considera una dimensión principal para la estratégica; en paralelo con los intentos de Egipto y sus esfuerzos  para la recuperación verde. 

-La conferencia contribuirá a arrojar luz de forma ampliada e intensiva sobre Egipto, su papel, sus políticas y sus proyectos nacionales, mediante los medios de comunicación globales, debido al gran interés globalmente por la cuestión del cambio climático.

La Estrategia Nacional sobre el cambio climático en Egipto 2050:

Con dos líneas paralelas, reducir las emisiones y hacer frente a los posibles cambios climáticos, el gobierno egipcio lanzó la "Estrategia Nacional de Cambio Climático de Egipto 2050" como uno de los pilares para asegurar la calidad y continuidad de los proyectos de desarrollo, y sobrevivir a los desastres climáticos.






El concepto del cambio climático:

Es un  fenómeno global que carateriza por cambios en el clima habitual del planeta; en relación con la temperatura, las precipitaciones y los vientos, causados en particular por las actividades humanas y como resultado del desequilibrio climático de la Tierra. Los ecosistemas del planeta están amenazados, así como el futuro de la humanidad y la estabilidad de la economía mundial.


El cambio climático se refiere a los cambios a largo plazo en la temperatura y los patrones climáticos. Estos cambios pueden ser naturales y producirse, por ejemplo, a través de los cambios en el ciclo solar. Sin embargo, desde el siglo XIX, las actividades humanas se han convertido en la principal causa del cambio climático, principalmente debido a la quema de combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas.


La definición oficial del cambio climático


La NASA define el cambio climático como una amplia gama de fenómenos globales, creados principalmente por la quema de combustibles fósiles, y que añaden gases que atrapan el calor a la atmósfera de la Tierra, y estos fenómenos incluyen las tendencias de aumento de temperatura descritas por el calentamiento global. Pero, también, incluye cambios como la subida del nivel del mar, la pérdida de masa de hielo en Groenlandia, la Antártida y el Ártico, y los glaciares de todo el mundo, los cambios en la floración de las flores y los fenómenos meteorológicos extremos.





Causas del cambio climático:


Primero, las causas naturales:

Los factores naturales, como las erupciones volcánicas y el sol, se encuentran entre las principales razones para cambiar el clima de la Tierra, antes de la existencia de la llamada revolución industrial.

La radiación solar

Los cambios en la actividad solar contribuyen a la diferencia en la radiación solar en un período de tiempo que va desde varios segundos a décadas, influyendo en un valor de (0.1 ° C) en la temperatura global de la Tierra, porque el clima de la Tierra depende del equilibrio de la radiación solar y la radiación térmica que salen de la tierra, ya que un pequeño cambio puede contribuir a afectar el clima, cuando los gases de efecto invernadero bloquean (40%) de la radiación térmica emitida por la tierra, esto conduce a un desequilibrio entre la radiación solar y térmica para aumentar la temperatura, lo que lleva a la fusión de los casquetes polares y al aumento de los niveles del mar. 

Una de las manifestaciones del impacto de la radiación solar en el cambio climático es el aumento y la disminución de la cantidad de energía que el sol emite a la Tierra. Estas diferencias solares se ocupan de cambiar la dirección del calentamiento y el enfriamiento.

Erupciones volcánicas:

Las erupciones volcánicas provocan el cambio climático, ya que enfrían la atmósfera durante un periodo de 2 a 3 años, al aumentar el nivel de aerosoles (pequeñas partículas) en la estratosfera, que reflejan o absorben la luz solar y, por tanto, pueden afectar al aumento de las temperaturas debido al carbono, o al enfriamiento provocado por el óxido de azufre presente en las cenizas volcánicas. Una manifestación del efecto de las erupciones volcánicas sobre el cambio climático es el enfriamiento temporal, que resulta del bloqueo de la luz solar por la ceniza o el polvo volcánico, y de la ceniza volcánica que sombrea la zona bajo la troposfera.

El Niño-Oscilación del Sur:

El Niño refiere a la diferencia irregular entre el enfriamiento y el calentamiento, que es una de las variaciones naturales. La alternancia puede prolongarse durante un periodo de 2 a 7 años en el Océano Pacífico y, como resultado, El Niño provoca cambios regionales y globales en los patrones de precipitación y en la temperatura media.

El cambio de temperaturas y precipitaciones es uno de los efectos más destacados del fenómeno de El Niño- Oscilación del Sur en el cambio climático.

Ciclos de Milanković:

Los ciclos de Milanković afectan al clima de la Tierra durante períodos de larga duración, de hasta (10000-100.000) años, ya que los cambios provocados por los ciclos de Milanković contribuyen al crecimiento de algunas capas de hielo y al retroceso de otras, como consecuencia del cambio de la radiación solar en las latitudes en algunas temporadas, y de las manifestaciones del efecto de los ciclos de Milanković sobre el cambio climático: un aumento del crecimiento o de la contracción de las capas de hielo y el efecto sobre la radiación solar en verano en las latitudes del norte.

La radiación solar, las erupciones volcánicas, El Niño- Oscilación del Sur y los ciclos de Milankovitch son algunas de las causas naturales que provocan el cambio climático y, por tanto, afectan también a nuestras vidas y al medio ambiente.

Segundo: causas humanas

Las actividades humanas:

Muchas actividades humanas, como la tala de árboles, la quema de bosques y el uso de fertilizantes, sobre todo al principio de la revolución industrial, provocaron un desequilibrio en el clima de la Tierra, ya que contribuyeron a una alta concentración de óxido de nitrógeno y dióxido de carbono.

La quema de combustibles fósiles

La quema de combustibles fósiles aumenta la proporción de carbono en la atmósfera, ya que la emisión del dióxido de carbono procedente de la quema de carbón representa (4/3) del dióxido de carbono en el mundo, lo que conduce al cambio climático, como resultado de la retención de calor en la atmósfera.


También, las centrales eléctricas son responsables de la liberación de aproximadamente (42%) de mercurio, y de unos (2/3) de gas sulfúrico, que provoca la producción de lluvia ácida. Las manifestaciones del impacto de la quema de combustibles fósiles en el cambio climático son las siguientes:

-El aumento del  dióxido de carbono.
- Contaminación del aire.
- Contaminación del agua.
-Óxido de nitrógeno.
- óxido nitroso.

Quema de bosques y tala de árboles

Los incendios atrapan el calor atmosférico; esto se debe a la presencia de gas carbónico que se desprende de los árboles y los bosques a la atmósfera; lo que provoca el derretimiento del hielo cuando se llueve, por lo que la quema de bosques y la tala de árboles provocarán un alto nivel de concentración de carbono en lugar de absorberlo. 

El aumento del carbono nocivo en la atmósfera y la liberación de gas dióxido de carbono después de que se haya conservado durante muchos años en la vegetación son entre los impactos del efecto de la quema de bosques y la tala de árboles

La agricultura y el uso de fertilizantes

La agricultura es la causante del calentamiento global de la superficie de la destrucción tierra, y afecta de varias maneras al cambio en el clima. Entre las manifestaciones del impacto de la agricultura y el uso de fertilizantes en el cambio climático está la contribución del (10%) de los gases de efecto invernadero globales, la de los ecosistemas, los gases de efecto invernadero, el óxido nitroso
 
La producción de cemento:

La producción de cemento es una de las principales actividades humanas causantes del cambio climático, ya que produce (5%) del total de dióxido de carbono a través de la fabricación de cemento a alta temperatura tras la trituración de la piedra caliza y su mezcla con arena y arcilla. Una de las manifestaciones del impacto de la producción de cemento en el cambio climático es el alto nivel de dióxido de carbono, contribuyendo en una cantidad (1%) de la producción de algunos gases de efecto invernadero.





Impactos del cambio climático


El cambio climático es una de las razones más importantes que afectan al medio ambiente, ya que las sequías y los cambios en los patrones de precipitación global pueden destruir los medios de vida; además de la propagación de enfermedades peligrosas como la malaria y el dengue. 

Cabe destacar que los cambios climáticos afectan a la destrucción de hábitats y poblaciones, además de crear crisis de las que es difícil recuperarse, lo siguiente es el impacto del cambio climático en el medio ambiente:

Primero, las temperaturas:

- El cambio climático ha contribuido a aumentar la temperatura media de la superficie de la Tierra en más de 0.9 grados centígrados desde 1906 d.C., ya que este aumento ha provocado el derretimiento de los glaciares y el hielo marino y el cambio de los patrones de precipitación. Las actividades humanas que contribuyen a añadir gases de efecto invernadero a la atmósfera son la base del aumento de las temperaturas globales, y los siguientes son los efectos más destacados del cambio climático en las temperaturas:

- Deshielo en todo el mundo.
- Aumento del nivel del mar.
- Destrucción de algunos hábitats salvajes y la imposibilidad de vivir en ellos.
- Migración de muchos animales a regiones más frías.
- Aumento de las precipitaciones en todo el mundo.
 -El impacto del cambio climático en los cultivos agrícolas.

Segundo, los cultivos agrícolas:

Los cambios climáticos, como la variación de la temperatura, la intensidad del tiempo y la proporción de dióxido de carbono en la atmósfera, afectan de manera importante a los cultivos agrícolas, ya que estos cambios pueden incidir en el aumento o la disminución de la cantidad de cultivos, según el tipo que se cultive y las condiciones que se requieran para que crezca adecuadamente, siendo las siguientes son las manifestaciones más importantes del cambio climático sobre los cultivos agrícolas: 

El aumento del nivel de dióxido de carbono es bueno para los cultivos agrícolas, ya que puede ayudar a aumentar el crecimiento de las plantas.

- Las temperaturas extremas y el aumento de las precipitaciones impiden el crecimiento adecuado de los cultivos.

- Tanto las inundaciones como las sequías impiden el crecimiento de los cultivos agrícolas.

- Los cambios climáticos provocan la aparición de malas hierbas, hongos y plagas, que dificultan el crecimiento de los cultivos.

Tercero, recursos hídricos

El cambio climático afecta en gran medida a los suministros de agua y a la producción de alimentos en diversas partes del mundo, y como resultado, la falta de agua potable puede provocar daños muy grandes en todos los diferentes entornos, y las siguientes son las manifestaciones más destacadas del cambio climático sobre los recursos hídricos:

- El aumento de la evaporación del agua afecta a la absorción del agua de los océanos, los lagos, los suelos y las plantas.

- Las fuertes lluvias en la tierra provocan inundaciones, que pueden causar la muerte de un gran número de personas y animales.

- El cambio de temperatura afecta al cambio de las principales corrientes oceánicas.


Cuarto, la fuerza de los huracanes


El cambio climático afecta de alguna manera a los huracanes, y cuanto más fuertes son, mayor es la destrucción que causan, ya que se cree que los huracanes aparecen como resultado de un estado de inestabilidad en la atmósfera, y es posible que las tormentas eléctricas resultantes del cambio climático sean la razón principal de la aparición de los huracanes, pero en realidad nadie sabe exactamente cómo se forman los tornados.


Quinto, aumento de la sequía


El cambio climático es un factor clave en el aumento de la sequía en la Tierra, ya que el aumento de las temperaturas puede acelerar la transferencia de agua de la superficie de la Tierra a la atmósfera; lo que aumentará la sequía, y por lo tanto la sequía puede causar un daño significativo a los recursos hídricos en el futuro.


También puede afectar el crecimiento de la población, el aumento de la contaminación, el aumento del nivel de vida, el cambio de los hábitos alimentarios, el cambio de las prácticas agrícolas, el aumento de las actividades industriales, el cambio de las actividades económicas, el aumento de la demanda de agua y energía, los cambios en el uso del suelo y la urbanización.


Sexto, la salud humana

El cambio climático también afecta a la salud humana de manera significativa, ya que un cambio en el clima puede cambiar los factores básicos que afectan a la salud humana, que puede dar lugar a la contaminación en el aire, el refugio, la disponibilidad y la calidad de los alimentos y el agua potable, y por lo tanto la seguridad de estos factores es importante para mantener la salud humana.

Los investigadores de la Organización Mundial de la Salud también prevén que el cambio climático contribuirá a aumentar las muertes en 250.000 personas al año entre 2030 y 2050:

- El cambio climático afecta a la propagación de insectos portadores de enfermedades infecciosas, y  aumenta los temores del ser humano, provocando un aumento de la ansiedad y la desesperación.

- El aumento de la temperatura afecta a la persona; en términos de regular adecuadamente la temperatura del cuerpo.

- El aumento de la temperatura afecta a la acción de algunos tipos de medicamentos, como los utilizados para tratar la esquizofrenia.

- La exposición humana a las altas temperaturas provoca muchos problemas de salud, como la insolación, el agotamiento por calor, los espasmos musculares y agravan las enfermedades cardíacas y respiratorias.

- El cambio climático está aumentando la migración desde las zonas rurales que sufren la sequía y la escasez de peces hacia las ciudades, donde estas migraciones aumentarán la superpoblación y, por tanto, el riesgo de enfermedades.

- Hay un conjunto de estudios y estadísticas que se registraron para los casos, que sufrieron los efectos del cambio climático, que provocaron grandes problemas de salud en los seres humanos e incluso llegaron a la muerte.


Siete, la seguridad global

El cambio climático contribuye a crear perturbaciones en la seguridad mundial, ya que la escasez de alimentos, agua e integridad de los ecosistemas puede provocar graves problemas a los que todo el mundo puede exponerse para obtener estos recursos, que son la base de la vida, por lo que podría provocar la desestabilización de diversas sociedades y alimentar los conflictos étnicos y diferentes.

Cuanto mayor sea el cambio climático, mayores serán los riesgos que puedan afectar a la seguridad mundial en el futuro, ya que la tendencia de unos países a cooperar con otros disminuirá ante el calentamiento global y el aumento de las temperaturas, y el impacto se notará en todos los países aunque no contribuyan de forma significativa a las causas del calentamiento global.

Como consecuencia del cambio climático, se afectará a todos los países del mundo, lo que aumentará la posibilidad de que se produzcan conflictos y pugnas para satisfacer las necesidades básicas de la vida.

Ocho, la inmigración

El cambio climático ha surgido recientemente como motor directo o indirecto de la migración, ya que las sequías, la fluctuación de las temperaturas y la irregularidad de las lluvias provocan una reducción de la producción agrícola; lo que constituye un obstáculo para los medios de supervivencia en los países que dependen principalmente de la agricultura, lo que hace que aumente el número de inmigrantes de estos países.

El continuo cambio climático aumentará la probabilidad de que se produzcan catástrofes medioambientales y aumentará su gravedad, y provocará inestabilidad económica y social en algunos países; lo que contribuirá al aumento del número de migrantes. Por lo tanto, es necesario buscar políticas que aborden el cambio climático, mitiguen sus aspectos negativos y ofrezcan protección a los afectados.



Participación egipcia en la sesión "Hacia la Cumbre del Clima COP27"

Un taller para el Banco Central de Egipto y el Banco de Inglaterra para debatir el impacto del cambio climático en las economías mundiales

El servicio de información del Estado lanza plataforma electrónica para cumbre COP27

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To