22 May 2024 02:06 AM

Discurso del presidente Abdel Fattah El-Sisi en la primera cumbre árabe china

Friday، 09 December 2022 - 12:00 AM



En el nombre de Alá el Misericordioso

Mi hermano, Su Alteza Real / Príncipe Muhammad bin Salman

Príncipe Heredero y Primer Ministro del hermano Reino de Arabia Saudí,

Su Excelencia el Presidente Xi Jinping...

Presidente de la República Popular China,

Sus Majestades, Excelencias y Altezas...

Reyes, Presidentes y Príncipes de los Estados Árabes hermanos,

Su Excelencia el Sr. Ahmed Aboul Gheit

Secretario General de la Liga de los Estados Árabes,

Señoras y señores miembros de las delegaciones,

Señoras y Señores,

Permítanme, al inicio de mi intervención, expresar mi agradecimiento, gratitud y aprecio al Reino de Arabia Saudí por su generosa hospitalidad y cálida acogida, y felicitar al hermano Reino de Arabia Saudí por acoger la primera cumbre entre los países árabes y China.

hermanos y hermanas


Saber todo, lo que une a nuestros países y nuestros pueblos, de los lazos que se extienden a lo largo de la historia. Nuestros países reunidos hoy, establecieron la civilización humana moderna en la que vivimos cuando las civilizaciones faraónicas, la civilización de Mesopotamia, y otras civilizaciones de nuestra región árabe, coincidieron con la antigua civilización china para representar soles nacientes, para guiar a la humanidad en su infancia, y ayudarla a dar sus primeros pasos.

La asociación entre nuestros pueblos y nuestros países se ha fortalecido, con el auge de las civilizaciones árabe e islámica, y se encontraron con la antigua civilización china, sobre una base sólida y firme, de comunicación humana, cultural y comercial, que aseguró el intercambio de ideas y la convergencia de culturas. En su búsqueda del progreso civilizado, con un equilibrio entre los aspectos materiales y espirituales de la existencia humana, entonces luchamos juntos en la historia moderna, múltiples batallas, por la liberación y la independencia política, por el desarrollo y la construcción de la economía, y todavía estamos trabajando para establecer un orden mundial más justo, basado en los valores humanos y las normas de derecho Internacional, lo que lleva a la fructífera cooperación "árabe-china", a través del "Foro Árabe-Chino" y sus diversos mecanismos, que nos reúne hoy.

La cooperación "árabe-china" se basó en maximizar los beneficios e intereses comunes, afrontar los retos del desarrollo, potenciar la cooperación "sur/sur", presentar prioridades para mantener la paz y la seguridad internacionales, mantener el orden internacional, basado en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, encontrar soluciones políticas pacíficas a las crisis internacionales y regionales, y respetar la privacidad y los derechos de los pueblos. La elección, sin tutelas ni injerencias externas, el rechazo a la politización de las cuestiones de derechos humanos, la promoción del diálogo de civilizaciones, el acercamiento de las culturas, la cooperación para hacer frente a los desafíos del cambio climático, la propagación de epidemias, la proliferación de armas de destrucción masiva y la lucha contra la amenaza del terrorismo y las ideas extremistas, dondequiera y cuandoquiera que existan.

Sobre estas bases, nuestra reunión de hoy adquiere un simbolismo y una importancia especiales, sobre todo en este momento delicado, que asiste a cambios internacionales y a sucesivas crisis mundiales que plantean desafíos de extrema gravedad.

Ante los graves desafíos, la importancia de convocar todas las capacidades latentes de cooperación entre amigos y hermanos, sobre todo si se basan en sólidos cimientos de entendimiento y coordinación, como los existentes entre el mundo árabe y China.

Majestades, Excelencias y Altezas,

Quizá una de las cosas más peligrosas a las que se enfrenta hoy el mundo -especialmente los países en desarrollo- sea la crisis alimentaria y sus consecuencias. Esto es lo que nos impulsa a reforzar la asociación "árabe / china" para hacer frente a este desafío mediante el fortalecimiento de los marcos de cooperación multilateral, a desarrollar una respuesta internacional rápida y eficaz a las necesidades de los países en desarrollo y a trabajar en el marco de la cooperación Sur-Sur para el desarrollo de la agricultura y las industrias alimentarias, la transferencia y localización de tecnología, la creación de capacidades, la mejora de las infraestructuras en las zonas rurales, la transferencia de tecnología agrícola y de sistemas modernos de riego sostenible.

Estas crisis también han lastrado a nuestros países y sus presupuestos gubernamentales, lo que exige que la comunidad internacional presione para reducir la carga de la deuda de los países que sufren las elevadas facturas de importación de alimentos y energía, al tiempo que trabaja para reforzar el sistema multilateral de comercio basado en normas y reformula los marcos de gobernanza de la economía internacional. A las instituciones financieras internacionales, que sean más justas y transparentes, que incluyan a todos, sin excluir a los países en desarrollo, y que respondan mejor a los retos a los que se enfrentan esos países, y que reorienten sus tareas hacia la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible, con "la erradicación de la pobreza" en el centro de los mismos.

A pesar de los desafíos globales, algunos de los cuales ya he mencionado, y de la fuerte polarización internacional, la presidencia egipcia de la Cumbre Mundial sobre el Clima COP-27 consiguió persuadir a la comunidad internacional para que llegara a un consenso sobre un gran número de asuntos vitales, entre los que destaca la creación del Fondo de Pérdidas y Daños y el acuerdo sobre medidas serias para activar y poner en práctica las promesas de contribuciones. financiación, además de las medidas de ajuste y mitigación, de forma equilibrada.

Confío en que toda nuestra cooperación, a lo largo de la Presidencia egipcia, ya sea bilateralmente o a través del "Foro de Cooperación Chino-Árabe", garantice el cumplimiento de los compromisos climáticos internacionales, especialmente los relacionados con la financiación por parte de los países desarrollados.

Majestades, Excelencias y Altezas,

Nuestra voluntad de potenciar la cooperación institucional conjunta se plasmó con la inauguración del "Foro de Cooperación Chino-Árabe" en 2004, y hoy esa voluntad alcanza su punto culminante con la primera cumbre árabe-china.

No cabe duda de que todos nosotros no escatimaremos esfuerzos para reforzar y apoyar las asociaciones existentes entre nosotros, la principal de las cuales es la asociación en el marco de las iniciativas "Cinturón y Ruta" y "desarrollo internacional", y las oportunidades que brindan para profundizar la cooperación árabe-china y aumentar las oportunidades de inversión en diversos ámbitos.

Hoy, invito a todos a considerar la convocatoria de esta cumbre como un nuevo punto de partida para la cooperación económica entre el mundo árabe y China, ya que China, a pesar de ser ya el principal socio comercial para un gran número de nuestros países árabes, además de lo que nos une en términos de cooperación de inversión sustancial, las perspectivas de cooperación Entre nuestros países, sigue siendo amplio y podemos lograr más y más, en varios campos económicos, de desarrollo y tecnológicos.

Las perspectivas de cooperación árabe-china y las oportunidades para su desarrollo no se limitan al aspecto económico y de desarrollo, sino que se extienden a los horizontes político y cultural. Las políticas chinas han sido equilibradas hacia diversos asuntos árabes en general y hacia la causa palestina en particular, y el apoyo de la parte china al legítimo derecho palestino a establecer un Estado palestino. El mundo árabe aprecia y respeta en gran medida la creación de un Estado palestino, sobre las líneas del 4 de junio de 1967, y de su capital, Jerusalén Este.

Los países árabes han intercambiado estas posiciones chinas equilibradas y solidarias con posiciones de apoyo a China y de comprensión de sus problemas y preocupaciones.

Esta convergencia de visiones y puntos de partida nos anima a coordinarnos más en diversos asuntos internacionales y regionales prioritarios para cada uno de nosotros. Sobre la base del respeto a la soberanía de los Estados y la no injerencia en los asuntos internos, podemos cooperar para discutir formas de abordar las crisis en Siria, Libia, Yemen y otros expedientes. Para hacer frente al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, poner fin al sufrimiento de los pueblos, establecer la seguridad y la paz, y dar prioridad al desarrollo sobre los conflictos y los

hermanos y hermanas,

Permítanme volver a insistir, una vez más, en una cuestión que, estoy seguro, nos atormenta a todos por las restricciones que conlleva para el desarrollo y los riesgos que plantea, que equivalen a amenazas existenciales, que es la cuestión de la "seguridad del agua árabe".

Por esta razón, hago un llamamiento para situar esta cuestión a la cabeza de nuestras futuras prioridades de cooperación dentro del foro de "Cooperación Árabe-China" y debatir las formas de cooperar para hacer frente a este reto con diversas herramientas tecnológicas, económicas y políticas.

También me gustaría renovar el llamamiento a los hermanos de Etiopía para que se comprometan de buena fe con Egipto y Sudán a alcanzar un acuerdo jurídico vinculante que garantice a las generaciones presentes y futuras su derecho al desarrollo y les evite lo que amenaza su estabilidad, seguridad y protección.

En conclusión, digo que con esta historia única, que se caracterizó por la fluida comunicación humana y civilizada "árabe-china" y la multiplicidad de denominadores comunes en las visiones y conceptos y los mecanismos, programas y propuestas incluidos en el "Foro de Cooperación Árabe-Chino", confío en que la convocatoria de nuestra cumbre actual dará un impulso tangible a la cooperación "árabe-china" en todas sus formas y que cuando volvamos a reunirnos en un futuro próximo, habremos logrado mucho y habremos dado pasos adicionales en los caminos de la cooperación entre nosotros.

Que Dios nos conceda todo el éxito para lo que es bueno.

Paz, misericordia y bendiciones de Dios

Noticias Relacionadas

Más visitado

From To