30 May 2024 12:49 PM

El presidente Abdel Fattah El-Sisi recibe al rey de Baréin

Wednesday، 17 April 2024 - 12:00 AM




El presidente Abdel Fattah El-Sisi ha recibido hoy, el miércoles 17-4-2024, al rey Hamad bin Isa Al Jalifa de Baréin en el Aeropuerto Internacional de El Cairo, donde se tocó la música militar, saludando al monarca bahreiní.


A continuación, el presidente acompañó a su invitado al Palacio de Ittehadia, donde tuvo lugar la ceremonia oficial de recepción.

La artillería disparó 21 disparos para dar la bienvenida a la visita del rey de Bahréin, y sonaron los himnos nacionales de ambos países.


Los dos dirigentes mantuvieron una sesión de conversaciones, seguida de una rueda de prensa conjunta


En su discurso durante la conferencia de prensa conjunta, el presidente Abdel Fattah El-Sisi coincidió con el rey Hamad bin Isa Al Jalifa del Reino de Baréin en la necesidad de intensificar y alentar los esfuerzos inmediatos para detener la escalada, ya sea en los territorios palestinos o a nivel regional, y trabajar para empujar a las partes a adoptar la racionalidad y las soluciones diplomáticas, abandonar las soluciones militares y las percepciones de "predominio, influencia y dominación" y permitir que los esfuerzos sinceros encaminados a la paz tengan éxito y abran un camino alternativo para los pueblos y países de la región, que conlleva la esperanza en un futuro, en el que los pueblos y países de la región unan sus esfuerzos para la prosperidad y el desarrollo.


El presidente El-Sisi dijo que la reunión de hoy se ha celebrada en un momento muy delicado y peligroso, como consecuencia de la sangrienta guerra israelí contra la Franja de Gaza y la continua y horrible caída de miles de civiles inocentes indefensos e impotentes cuya única culpa es estar en sus tierras, aferrarse a sus hogares y patrias y aspirar a vivir con dignidad, honor y humanidad.


Y continuó: Estamos atravesando un momento decisivo que, sin duda, será detenido por la historia debido al continuo uso excesivo de la fuerza militar para aterrorizar, matar de hambre y castigar colectivamente a los civiles para obligarlos a desplazarse a la fuerza bajo la impotente mirada de la comunidad internacional y la ausencia de cualquier capacidad o voluntad internacional para lograr justicia o hacer cumplir el Derecho Internacional, el Derecho Internacional humanitario o incluso los conceptos más básicos de humanidad.


Y reveló que ha discutido con el rey Hamad bin Isa Al Jalifa los esfuerzos de Egipto Baréin, así como el esfuerzo árabe conjunto para abordar esta situación que no se puede continuar y ponerlo fin, y lo más importante es garantizar que no se repita a través de trabajar para unificar la voluntad internacional para aplicar un alto el fuego inmediato y permanente en la Franja de Gaza y hacer frente a todos los intentos del desplazamiento forzoso hambruna o el castigo colectivo a la población palestina, y el acceso completo, sostenible y suficiente de las ayudas humanitarias a la Franja, al tiempo que incorporarse seria e inmediatamente en las vías de alcanzar una solución política justa y duradera a la cuestión palestina sobre la base de la solución de los dos Estados y establecer un Estado palestino en las fronteras de 4 de junio de 1967 con Jerusalén Este como su capital, y el reconocimiento internacional con ella y su obtención de una membresía completa en las Naciones Unidas.


El presidente El-Sisi destacó que Egipto ha advertido-muchas veces- no sólo de las consecuencias políticas, de seguridad y humanitarias de esta guerra directa contra los hermanos en la ocupada Palestina, sino también de sus resultados inevitables en términos de la ampliación del conflicto, la extensión inevitable de los llamamientos a la escalada y venganza, hundiendo a la región en un ciclo de violencia y contra-violencia, cuyo ciclo se extienda devorando sin piedad cualquier esperanza de paz y de una vida estable y segura para la población de la región. El-Sisi añadió que la región ha vivido, durante los últimos pocos meses, graves consecuencias por la continuación de esta guerra, ya que sus llamas se han extendido a las diversas partes de la región, por lo que la región se enfrenta a una situación regional extremadamente tensa y peligrosa, que pone la seguridad, la estabilidad y el futuro de los pueblos de la región en peligro real y serio.


El presidente El-Sisi dijo que él y el rey de Baréin discutieron en detalle estos preocupantes acontecimientos regionales y las percepciones para hacerles frente, en el marco de la necesidad de preservar la seguridad y la estabilidad de la región y sus pueblos contra diversas amenazas y no dejar sus destinos a la voluntad de los belicistas en el marco de la prioridad de la seguridad árabe conjunta, que consideramos como un todo indivisible.


El presidente El-Sisi expresó su aspiración a una cooperación más estrecha entre Egipto y Baréin para lograr los intereses de los dos pueblos hermanos y de la nación árabe, deseando al Reino de Baréin todo lo mejor y prosperidad.


Al principio de su discurso, el presidente El-Sisi dio la bienvenida al rey Hamad bin Isa Al Jalifa en su segundo país, Egipto, en una visita que se inscribe en el marco de las relaciones fraternales y distinguidas que unen a Egipto y Baréin y a sus dos pueblos hermanos.


Por su parte, el rey Hamad bin Isa de Baréin subrayó en su discurso durante la conferencia de prensa conjunta que Egipto es la cuna de la seguridad y el hogar de la bondad y la estabilidad, señalando que Egipto ha sido mencionado explícitamente en el Sagrado Corán y seguirá siendo el mejor apoyo y ayuda para todos.


El rey de Baréin declaró: "Para mí es una cuestión de amor y agradecimiento visitar Egipto, que siempre nos hace sentir, con su calidez y acogida, que estamos entre nuestra familia y seres queridos."


Y expresó su gran satisfacción por el contenido de las conversaciones conjuntas con el presidente El-Sisi, y añadió: "Discutí con el presidente El-Sisi una serie de cuestiones prioritarias e importantes para reforzar la acción árabe conjunta, especialmente la necesidad de aplicar las resoluciones de alto el fuego en Gaza y entregar ayuda humanitaria, la necesidad de una vía política hacia una paz justa y duradera en la región basada en la solución de dos Estados y la aceptación de Palestina como miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas para que el pueblo palestino pueda alcanzar sus derechos legítimos."


El Rey Hamad bin Isa Al Jalifa también abordó el orden del día de la 33ª Cumbre Árabe, que acogerá el Reino de Baréin en mayo, y la necesidad de alcanzar urgentemente una política clara para aliviar la tensión en el Oriente Medio y garantizar la paz, la seguridad y la estabilidad regionales.


También expresó su plena confianza en que los resultados de sus fructíferas conversaciones con el presidente El-Sisi, que se caracterizaron por el compromiso sincero de apoyar los esfuerzos colectivos para lograr una paz justa y global en la región, encontrarán el camino hacia su aplicación, cuyo momento ha llegado para que las generaciones futuras puedan disfrutar de su derecho a una vida digna y segura.


El rey de Baréin reiteró el apoyo del Reino a los esfuerzos de Egipto, sus firmes posiciones y su continuo papel histórico en la difusión de la paz y el apoyo a la estabilidad regional y mundial: "No es extraño ni sorprendente para el querido Egipto, cuya historia antigua registró el primer tratado de paz escrito conocido en el mundo entre el comandante Ramsés II y el Reino Hitita en 1258 a.C., que incluía disposiciones legales y militares para una paz permanente entre los dos reinos y está registrado hoy en las Naciones Unidas."


Al final de su discurso, el rey de Bahréin expresó su agradecimiento y aprecio al presidente El-Sisi por la generosa hospitalidad, expresando su orgullo por la oportunidad de la importante reunión fraternal y sus resultados, que tendrán el mayor impacto en la marcha de la acción árabe, las estrechas relaciones fraternales y el desarrollo de intereses comunes para el bien y la prosperidad de los dos pueblos hermanos.





Noticias Relacionadas

Más visitado

From To